21 de enero de 2018 15:05

Yihadista alemana condenada a muerte en Irak en decisión sin precedentes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una alemana fue condenada a muerte este domingo 21 de enero de 2018 en Irak por haberse unido al grupo Estado Islámico (EI), una decisión sin precedentes en este país donde centenares de yihadistas extranjeros esperan en prisión a ser juzgados tras la derrota militar de su organización.

En diciembre de 2017, las autoridades iraquíes proclamaron la victoria contra el EI, que hizo temblar Irak durante tres años después de haber ocupado un tercio de su territorio.

Irak nunca hizo oficial el número de yihadistas encarcelados durante la contraofensiva para expulsar al EI de los centros urbanos. Pero según comandantes iraquíes y kurdos, cientos de yihadistas se habrían rendido, otros miles habrían logrado escabullirse entre los desplazados o se habrían quedado y vuelto a la “vida civil”.

Este domingo, el Tribunal penal central de Bagdad, encargado principalmente de los casos de terrorismo, condenó a muerte a esta ciudadana alemana de origen marroquí, cuya identidad no fue revelada.

La mujer fue declarada culpable de “apoyo logístico y ayuda a una organización terrorista para cometer crímenes”, precisó en un comunicado el juez Abdel Settar Bayraqdar, portavoz del tribunal.

Es la primera vez que la justicia iraquí pronuncia la pena de muerte contra una mujer europea. La alemana tiene 30 días para apelar y después de este periodo podría ser ejecutada, explicó a la AFP Ezzedin al Mohamadi, investigador en asuntos jurídicos y penales.

Ruso, sueco, alemanes

“La acusada reconoció durante los interrogatorios que había viajado de Alemania a Siria y luego a Irak para integrarse al Estado Islámico, con sus dos hijas que se casaron con miembros de la organización terrorista”, agregó el portavoz del tribunal.

Una fuente judicial indicó a la AFP que una de sus dos hijas había sido asesinada cuando se encontraba con el EI.

Según la prensa alemana, una alemana denominada Lamia K. y su hija, que salieron en agosto de 2014 de Mannheim (oeste), fueron detenidas durante la reconquista en julio pasado por parte de las fuerzas iraquíes de Mosul (norte), la segunda ciudad de Irak. Al menos otras dos alemanas se encuentran en prisión en Irak, la adolescente Linda Wenzel y una supuesta Fatima M., de origen checheno.

En septiembre, el mismo tribunal penal central iraquí pronunció por primera vez la pena capital contra un yihadista ruso, detenido en Mosul. En diciembre, un sueco de origen iraquí fue ejecutado, junto a otras 37 personas condenadas por “terrorismo”.

Según los servicios secretos alemanes, 910 personas “dejaron Alemania para unirse a grupos yihadistas en Siria o Irak”. Alrededor de un tercio de ellos volvieron a Alemania, de los cuales 70 son considerados como combatientes. Además añaden que otros 145 murieron.

En un informe de octubre, el centro de investigación Soufan apuntaba que 190 alemanes con 70 niños se habían unido al “califato” proclamado en 2014 por el EI en Irak y en Siria, y actualmente destruido.

Sólo en la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, “más de
4 000 yihadistas fueron detenidos” desde julio, según la policía.

Más de 5 000 extranjeros detenidos

En el blog Lawfare, especializado en cuestiones de seguridad, la investigadora Kim Cragin, de la National Defense University, afirmaba a finales de noviembre que 5 395 extranjeros se encontraban en prisión en Siria e Irak.

Según una fuente de seguridad iraquí, los yihadistas extranjeros detenidos son presentados ante un juez de la oficina de la lucha contra el terrorismo en Bagdad para ser interrogados, antes de ser llevados ante un tribunal antiterrorista.

En julio, la justicia alemana anunció la detención en Mosul de una alemana de 16 años que se unió al EI.

La cuestión sobre la suerte de los yihadistas occidentales capturados en Siria y en Irak crea debate, en un momento en el que algunos de ellos o sus allegados pidieron volver a su país de origen después de la derrota del EI.

El número total de personas detenidas en Irak por presunta pertenencia al EI se eleva a 20 000, según investigadores. La ley antiterrorista en Irak permite inculpar a personas que no están implicadas en acciones violentas pero son sospechosas de haber ayudado al EI.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)