24 de December de 2009 00:00

Y dentro de país, ¿qué?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Marco Arauz Ortega. Subdirector

Mientras pasan las horas se aclara el propósito político del durísimo mensaje enviado con el cierre temporal de Teleamazonas y la clausura de La Voz de Arutam. No solo se trataba de desarmar el acuerdo  para aprobar una Ley de Comunicación consensuada y con poco poder sancionador, sino de aclarar quién manda en la relación Ejecutivo-Legislativo.

Habrá que ver el costo-beneficio de un acto que tiene mucho de visceral, pero el Gobierno gana tiempo para tratar de recomponer el rumbo de una ley que quedó acotada por el  acuerdo promovido por el Presidente de la Asamblea.

Este marcó cierta distancia con las tesis del Gobierno a propósito de una ley que no tiene consenso ni siquiera al interior de Alianza País. 

Quizás la gota que derramó el vaso fue lo que el Gobierno consideró una intromisión en su potestad de colegislación, dado que el acuerdo  pretendía asegurar el apoyo al contenido de  la Ley de Comunicación, incluso después de las observaciones del presidente Rafael Correa. ¿Demasiado para los cerebros político-jurídicos de Carondelet?

Hoy por hoy, ni oposición ni Gobierno tienen  votos para empujar la Ley hacia algún lado, aunque es claro que el segundo tiene gran posibilidad de muñequeo. A quienes se habían pronunciado por el acuerdo, incluida la gente de Alianza País, les quedará  difícil cambiarse de bando. Si el Gobierno se viene con todo, ¿podrán los objetores internos hacer escuchar su voz?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)