27 de julio de 2016 21:10

Wikileaks filtra nuevos archivos del Comité Nacional Demócrata de EE.UU.

Una mujer sostiene una señal de referencia a Wikileaks durante el día 2 de la Convención Nacional Democrática en el Centro de Wells Fargo en Filadelfia. Foto: AFP

Una mujer sostiene una señal de referencia a Wikileaks durante el día 2 de la Convención Nacional Democrática en el Centro de Wells Fargo en Filadelfia. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE

La organización Wikileaks divulgó el 27 de julio, durante el tercer día de la Convención Demócrata en Estados Unidos, una serie de mensajes de voz obtenidos en los correos electrónicos pirateados al partido de la candidata presidencial Hillary Clinton.

Esta filtración, que consiste en 29 archivos de unos 14 minutos de duración, llega días después de la publicación de 20 000 correos del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) que constataron cómo la cúpula demócrata trató de beneficiar a Clinton frente al senador Bernie Sanders durante el proceso de primarias.

Una filtración que sacudió al DNC y forzó la dimisión de su presidenta, Debbie Wasserman Schultz.

Los mensajes de voz divulgados el 27 de julio por Wikileaks corresponden, aparentemente, a simpatizantes demócratas anónimos, algunos con opiniones contrarias a Sanders.

"Estoy furiosa por lo que están haciendo (el DNC) por Bernie Sanders, está logrando demasiada influencia", dice una mujer, al añadir que el senador es "la peor persona del mundo".

Según la simpatizante demócrata, que amenaza con dejar el partido, el DNC se "desvive" por Sanders y pide a la cúpula que "detenga" su campaña.

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, advirtió este 26 de julio que su organización estaba en posesión de "mucho más material" relacionado con la campaña presidencial estadounidense.

La cúpula demócrata mantiene que Rusia está detrás de la filtración que tendría como objetivo perjudicar a Clinton frente al republicano Donald Trump, una teoría insinuada por el propio presidente estadounidense, Barack Obama.

Trump, de hecho, pidió el 27 de julio a Rusia que obtenga y filtre los 30 000 correos electrónicos oficiales que desaparecieron del servidor privado de Clinton cuando era secretaria de Estado.

Rusia, por su parte, tachó de "absurdas" las acusaciones y advirtió que dañan las "relaciones bilaterales".

"Seguimos viendo intentos de utilizar obsesivamente el tema ruso durante la campaña electoral en Estados Unidos", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Wikileaks lanzó el 27 de julio la nueva filtración minutos antes del discurso de Obama en la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia, que eligió a Clinton como candidata a la Casa Blanca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (5)