8 de April de 2011 00:00

El Wikileak que nunca se difundirá

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Su Majestad: escribo este informe ultrasecreto recluido en una oficina del segundo subsuelo de la Cancillería, aquicito nomás, en la Diez de Agosto.

No puedo ir a Carondelet para informarle lo que me voy a permitir informarle porque uno nunca sabe si se vaya a topar con el cierre de la avenida para pavimentar la repavimentación o con una marcha espontánea que diga no leas las preguntas y vota todo sí.

Por eso, Su Majestad, me permito informarle la siguiente información clasificada como clave para el futuro de las relaciones diplomáticas entre el Imperio y la Revolución del Siglo XXI.

Resulta, Su Majestad, que esta mañana, antes de salir de mi casa en la dirección que usted conoce pero que por seguridad no la voy a consignar en este documento, traté de ser honrado y no comer nada que venga del Imperio.

Así que, como Vuestra Excelencia nos lo cuenta detalladamente cada sábado, evité cualquier tipo de alimento “light”, enlatado o procesado en el país del norte y procedí a desayunar lo siguiente:

Corviche con Inca Cola, bolón de verde con arroz, carne asada y lenteja, caldo de patas, café negro, pan de Pinllo con nata y unas empanaditas de viento.

Es del caso, Su Majestad, que esta vez he sufrido un tremendo dolor de estómago y por eso estoy en esta oficina, pero mi espíritu revolucionario me dice que más importante que mi barriga es mi soberanía alimentaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)