6 de enero de 2018 00:00

Whisky y naranjas, los que más bajaron de precio en el 2017

El whisky es una de las bebidas más populares en el mundo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La inflación anual negativa  estuvo influenciada por una reducción de precios en productos como bebidas alcohólicas, principalmente el whisky. Foto: Archivo / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Red. Guayaquil y Negocios (I)

Diciembre del 2017 cerró con una inflación anual negativa de -0,20%, según cifras que publicó el viernes, 5 de enero del 2018, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Es la más baja desde 1970, comparada con igual mes.
Esta caída estuvo influenciada por una reducción de precios en productos como bebidas alcohólicas, principalmente el whisky.

Aparatos electrónicos como celulares y computadoras, ropa y calzado, electrodomésticos, tintes y otro productos para el cabello y motocicletas también se incluyen en la lista.

En su mayoría, se trató de productos de consumo, además de bienes y servicios, como restaurantes y hoteles.

Para el economista Alberto Acosta Burneo, esto se debe a que las empresas tuvieron que reducir sus precios para poder vender más y recuperar así su competitividad en un escenario de poca demanda.

La eliminación de las salvaguardias, en junio del año pasado, contribuyó a marcar esta tendencia.

Además, el acuerdo comercial con la Unión Europea benefició en una baja de precios de diversos rubros, principalmente el segmento de licores.

Sin embargo, en el caso de la inflación mensual de diciembre el indicador es positivo.

Cerró en 0,18%, es decir, dos puntos porcentuales más que en el mismo mes del 2016, que se situó en 0,16%.

Es una fecha que tradicionalmente refleja un mayor dinamismo en el mercado, impulsado por el turismo y las compras navideñas.
En este segmento se incluyen alimentos y bebidas no alcohólicas, recreación y cultura, alojamiento, agua, electricidad, artículos para el hogar, muebles y educación.

El ex presidente del Colegio de Economistas, Víctor Hugo Albán, considera que Ecuador atraviesa un período de inflación negativa, ya que no existe liquidez y, por tanto, no hay demanda en el mercado.

Según el análisis que realizó, en el último año no hubo suficiente consumo. Por ello, los vendedores y centros comerciales recurrieron a ofertas y los descuentos.

El presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, coincide en que no hay una reactivación económica, ya que las empresas mantienen sus inventarios.

Si bien las ofertas beneficiaron al consumidor para las empresas representó una reducción de su rentabilidad.

Mientras que Byron Villacis, exdirector del Inec, alerta sobre los efectos negativos que una deflación traerá si llega a darse en el país.

En especial, esto afectará al empleo adecuado, un indicador que a septiembre de 2017 se ubicó en el 40,4%.

De no mejorar las ventas cree que los niveles de subempleo y desempleo se incrementarán, pues no habrá incentivo para la contratación formal, especialmente en el área de la manufactura.

Para la recuperación económica no basta solo con una reducción de precios, dice Acosta Burneo. El experto considera que es necesario trabajar en la reducción de costos de producción, pero la política económica que impulsa el Gobierno va en sentido contrario. A su juicio Ley de Reactivación Económica sube impuestos que encarece la producción.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (2)