4 de julio de 2015 21:25

Voluntarios ya se ubican en el parque Samanes para misa del Papa Francisco

En el Parque Samanes hay presencia policial resguardando el lugar que esta acrodonado por mallas segun los bloques para las distintas parroquias; personal arquidiocesis de Guayaquil coordina los operativos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En el Parque Samanes hay presencia policial resguardando el lugar que esta acrodonado por mallas segun los bloques para las distintas parroquias; personal arquidiocesis de Guayaquil coordina los operativos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 10
Juan Carlos Mestanza

Los poco más de 4 000 voluntarios que brindarán su contingente durante la misa campal que ofrecerá el Papa Francisco este lunes 6 de julio del 2015 en Guayaquil tuvieron un nuevo encuentro masivo.

Esta vez fue en el Parque Samanes donde tendrán una participación activa e importante durante la liturgia que se iniciará a las 11:45 pero que con anterioridad generará un trabajo especial.

Entre otras actividades los voluntarios, que concurrieron al llamado de la Arquidiócesis de Guayaquil, serán los encargados de orientar a los fieles dentro de los 33 lotes en que han sido distribuidas las 50 hectáreas del terreno donde el Pontífice oficiará la misa, al norte del Puerto Principal.

“Además nuestros voluntarios ayudarán a los médicos a identificar donde existen personas desmayadas, ayudando a niños y adultos mayores perdidos, donde está el agua, los baños. En general ayudando a los feligreses”, explicó Federico Weber, uno de los coordinadores del masivo grupo.

Según Weber, con la presencia y guía de los voluntarios, “la idea es estar listos para la apertura de puertas prevista para las 12:00. Ya tenemos sectorizada a la gente por bloques y su tarea será hacer respetar el lugar y el momento. La gente tiene que estar en paz, tiene que entender que es una Santa Misa”.

Los voluntarios, hombres y mujeres entre los 18 y los 60 años, estuvieron hoy sábado 4 de julio en el Parque Samanes, organizándose en sus respectivos cuadrantes recibiendo además las acreditaciones de identificación e iniciando la capacitación final de sus labores, a través de sus coordinadores, en el área asignada.

“Tendremos unos 70 voluntarios dentro de cada bloque así como otro número en cada una de las puertas desde donde se irá guiando a las personas. Recordemos que cada bloque tendrá tres puertas de 25 metros cada una y la idea es que los feligreses tengan claro luego el sitio por donde tienen que evacuar al final de la misa” acotó el coordinador.

Y recordó que si bien cada bloque tiene un nombre de parroquia o de santos, “esto se ha dado de manera simbólica y no necesariamente porque allí irán las personas de esas parroquias. Los feligreses podrán llegar libremente y ubicarse donde deseen ir. En ese sentido se va a guardar un orden y un respeto a los primeros que lleguen y que serán, sin duda, los que tengan mejor puesto”.

El trabajo de los voluntarios en Samanes terminará en el momento en que se haya ido el último de los fieles asistentes que se calcula sería alrededor de las 17:00 del lunes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)