14 de noviembre de 2015 00:00

Tres puntos se deben pulir en el plan de contingencia estudiantil

Los estudiantes del Liceo Naval caminaron hacia su albergue (Domingo Savio). Ahí se organizaron para la movilización. Foto: Alfredo Lagla/ El Comercio

Los estudiantes del Liceo Naval caminaron hacia su albergue (Domingo Savio). Ahí se organizaron para la movilización. Foto: Alfredo Lagla/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Valeria Heredia e
Isabel Alarcón. Redactoras (I)

El transporte de los estudiantes, la definición de los puntos de encuentro en Quito y la de los albergues estudiantiles son los tres temas que se deberán pulir en los simulacros de las instituciones educativas de Los Chillos. Estas acciones se dan en el marco de la prevención frente a una posible erupción del volcán Cotopaxi.

Ayer (13 de noviembre) se desarrollaron simulacros simultáneos y totales en 63 planteles educativos de Pichincha (DMQ y Rumiñahui) y Napo, que están en la zona de influencia por el paso de los lahares. Uno de los cambios fue el traslado de los estudiantes a los lugares señalados en su plan familiar.

Es decir, se planteó tres posibilidades para la salida de los niños y jóvenes: el retiro de sus padres a uno de los 19 albergues estudiantiles, el uso del transporte escolar (150 aproximadamente) y la movilización en buses de transporte de la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros (19).

En el ejercicio, que se hará cuando la alerta cambie a naranja, participaron 29 555 estudiantes. De estos, 25 902 se movilizaron en Los Chillos por sus propios medios; 3 028, en transporte escolar y 625 fueron a Quito en unidades del sistema metropolitano. Ahí llegaron a La Magdalena, sur; el Coliseo Rumiñahui, centro norte, y el Bicentenario, norte.

Con base en la información oficial emitida, los primeros buses que llegaron a Quito, al igual que padres y madres de familia, lo hicieron al Coliseo Rumiñahui. Fue en ese sitio donde les informaron que debían cruzar hasta el Coliseo Los Quitus, en la pista atlética Los Chasquis. Esto generó molestias en los representantes.

Ángela Moreira, madre, fue a recoger a su hija que estudia en el Liceo Naval, le molestó la falta de coordinación entre autoridades en este punto. “Los niños no son un juego. Se debe trabajar mejor en el tema de movilidad y traslado”.

El cambio de sitio se debió a que en el Coliseo Rumiñahui se realizan varios eventos musicales, deportivos y demás; por lo que Los Quitus es más seguro. Así lo dijo Julio Puga, director de Operaciones de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT). “Este punto se mantendrá en adelante”.

Otra de las novedades que se presentó en el ejercicio es la entrega de brazaletes a los alumnos. Servirán para reconocer los sitios al que tienen que llegar. Tienen cinco colores: el rojo usan aquellos estudiantes que serán retirados por los padres de familia; el verde, quienes se movilizan en transporte escolar; blanco, los que se van al Bicentenario; naranja, los que se van al Coliseo Los Quitus; azul, a La Magdalena.

Los docentes pusieron unos brazaletes a los estudiantes para saber su sitio de destino. Foto: Alfredo Lagla/ El Comercio

Los docentes pusieron unos brazaletes a los estudiantes para saber su sitio de destino. Foto: Alfredo Lagla/ El Comercio

Otro de los puntos que es necesario definir se relaciona con la cantidad de estudiantes que deben llegar a los albergues. Ayer, las instalaciones del Colegio La Inmaculada, en Sangolquí, fueron escogidas como refugio para los alumnos de la Escuela Fiscal Mixta Carlos Larco, Escuela Alberto Acosta Soberón y el Jardín de Infantes Marieta de Veintimilla.

Aunque los niños llegaron según lo planeado hasta el albergue, el conflicto se inició cuando los padres de familia, desesperados por retirar a sus hijos, empezaron a aglutinarse en la puerta trasera del plantel. Susana Trujillo se refirió a la falta de organización por las dificultades para ingresar.

Wilson Ortega, viceministro de Gestión Educativa, dijo que se hará una evaluación de estos ejercicios para mejorar la respuesta y otras acciones de prevención. El 27 de noviembre se hará el simulacro en Cotopaxi.

No olvide

Identifique las rutas de evacuación. Los sitios seguros y los albergues estudiantiles cercanos a la institución educativa de sus hijos.

Sus hijos deben llevar siempre gafas, mascarilla y una identificación. En el plantel se debe tener agua, alimentos no perecibles...

Los padres deben llevar su cédula de identidad o una autorización para retirar a los niños de los albergues o de los puntos en Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)