24 de November de 2009 00:00

El volcán Bellavista bota humo y azufre

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Tulcán

El campesino César Pinchao sujetó una rama delgada de un árbol. Luego la enterró en la mitad del hoyo que se formó en el terreno del finquero Nixon Rosero.

Una grieta, en el círculo rodeado de escasa vegetación, preocupa a los campesinos, por la proximidad con el cráter del volcán Bellavista. Una distancia de 70 metros separa al boquete de esta zona, conocida como El Azufral, en el cantón Espejo.  “Ya no sale humo como el viernes pasado”, dice Miguel Guerrero. El campesino cuenta que ese día prendió un cigarrillo en el fondo del hueco.
 
A 2 kilómetros del cráter vive  Luis Meneses. Él alertó a los bomberos de la fumarola que se divisaba desde su casa. “Pensé que alguien había prendido fuego para las rondas nocturnas”.

 Meneses se dio cuenta que en ese sitio no hay sembríos ni ganado.  Subió con su cuñado y vieron que la hierba estaba quemada alrededor del hueco y que salía un olor a azufre. “Parece que el volcán ya no puede respirar y buscó otro sitio”, dijo Meneses.

Él recuerda los relatos de sus abuelos. Le contaron que el volcán erupcionó hace 100 años y para que se ‘calme’ se hacían mingas anuales. “Entre todos  limpiaban los tres huecos que se formaron en el cráter”.

“Era una fiesta, se subía al cráter, se preparaba comida, se llevaba una banda de música y así se pasaba hasta la tarde”, cuenta Inés Castillo. Al volcán Bellavista se accede por una vía de tierra, ubicada a  8 kilómetros de la ciudad de El Ángel.

El cráter del volcán Bellavista está rodeado de frailejones y pequeñas rocas. El olor a azufre es intenso y los campesinos, desde el jueves pasado, se turnan para observar el extraño fenómeno.

Pinchao tomó en sus manos la tierra blanca, la olió y dijo a los otros campesinos que aún no hay por qué preocuparse. 

Las personas que viven a 2 kilómetros del coloso no alteraron su ritmo de vida. Cristian Moscoso, jefe del Cuerpo de Bomberos de Espejo, comentó que el personal de la Secretaría Nacional de Riesgos visitó el área y tranquilizó a los vecinos. “Dijo que no había probabilidades de que haya una erupción”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)