25 de junio del 2015 00:00

Las viviendas de hasta USD 70 000 dan un respiro a la construcción

Ciudad Jardín

Ciudad Jardín es uno de los proyectos más grandes de Quito que ofrece vivienda de interés público, hasta USD 70 000. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 19
Mónica Orozco
Coordinadora  
morozco@elcomercio.com (I)

A seis días de que concluya el plazo para que los bancos cumplan las primeras entregas de hipotecarios a bajas tasas, la banca trabaja intensamente para incorporar este producto.

El pasado 1 de abril se lanzó la política gubernamental para que ocho bancos privados ofrezcan hipotecarios al 4,99%, a 20 años plazo y 5% de entrada para viviendas de interés público (VIP) hasta USD 70 000.

El Biess, en cambio, bajó su tasa al 6% para este producto.
El quiteño Diego Enríquez financiará su primera casa en esas condiciones. Se decidió porque la cuota a pagar es de USD 461, solo un poco más de lo que le cuesta el arriendo (USD 350). “Prefiero pagar un poco más por mi propia casa”. Antes de la medida la banca cobraba entre 10 y 11% de interés.

Los bancos Bolivariano, Rumiñahui, Guayaquil, Internacional, Loja, Pacífico, Pichincha y Produbanco deben acatar la medida de manera obligatoria. La meta a cumplir hasta el 1 de julio es USD 85,6 millones, anunció el ministro de Política Económica, Patricio Rivera, el 1 de abril pasado.

Para cumplir la meta, las entidades también pueden entregar créditos productivos a constructores para financiar proyectos inmobiliarios siempre y cuando, por lo menos, el 80% sean para viviendas VIP.

Banco Pichincha dijo que en el último mes ha comprometido USD 26 millones para este programa. De estos, USD 20,5 millones fueron a créditos para constructores, con los que se espera levantar 400 unidades habitacionales. Y los USD 6 millones restantes están listos para entregarse en hipotecarios con tasas preferenciales.

Por su parte, el Pacífico lanzó el 14 de mayo pasado el producto Tu Casa Pacífico. Desde entonces, la entidad ha aprobado 26 operaciones por USD 1,29 millones y están en trámite (con documentación definitiva) 45 operaciones más por unos USD 2,17 millones.

El Banco Rumiñahui ofrece el producto desde mayo pasado a clientes y no clientes de la entidad. Aún son pocos los créditos aprobados, pero señala que la meta para este segmento es de USD 11 millones este año.

Un tema que ha demorado a los bancos es la conformación del fideicomiso que permitirá subsidiar la tasa, pero el proceso de estructuración ya inició.

El plan ha impactado positivamente en la oferta. La firma Urbicasa reactivó un proyecto de vivienda de interés público, que espera iniciar este año.

El plan también animó a ConstruEcuador, que desde hace cinco años se especializa en vivienda de más de USD
80 000, a entrar en el nicho VIP.

De seis proyectos en desarrollo, dos son de interés público en Quito: Villa Palermo (90 casas) y Casa Club La Hacienda (200 departamentos).

El primero ya está en comercialización. “Las ventas han sido aceleradas”, comenta José Jaramillo, gerente de la firma. El 67% ya se ha comercializado.

Pese a que la medida ha reactivado este nicho, Jaramillo dice que una dificultad ha sido que antes recibían el 30% de entrada, pero hoy es el 5% y eso impacta en la liquidez, por lo que se ha tenido que buscar créditos para el constructor y así financiar los proyectos.

Otra duda es que no está claro la duración de esta política. “No hay certeza de que luego de 18 meses que estén listas mis casas y que se tengan que hacer los desembolsos esa política continúe”, dice Jaramillo.

En mayo y junio se concretaron 23 operaciones con las nuevas tasas en el proyecto Ciudad Jardín, de Ferroinmobiliaria, especializada en este tipo de vivienda. Antes, las ventas eran de unas cinco al mes. La mayor parte de estas se colocaron con el Biess. “Hay oferta, pero la banca privada es mucho más exigente”, dice Eduardo Crespo, gerente de la firma.

El plan VIP que promueve el Gobierno busca levantar a la construcción y, con ello, a una economía golpeada por la baja del precio del crudo.

Henry Yandún, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, dijo que es contradictorio que por un lado se lancen medidas para impulsar el sector y, a la vez, medidas que están frenando otros nichos. Se refiere a los recientes proyectos de plusvalía y herencias, temporalmente retirados.

Estos desaceleraron las ventas en el nicho de hasta USD
70 000, pese a que el Gobierno aclaró que no afecta a pobres ni a la clase media, dice Crespo, para quien la gente no debe desaprovechar comprarse una vivienda de interés público.

En cambio, las ventas a las personas que invierten sus ahorros en la compra de bienes están totalmente frenadas. En ConstruEcuador, estas representaba entre el 20 y 25%.

Gonzalo Rueda, gerente de la consultora de mercado MarketWatch, cree que los proyectos de ley han generado nerviosismo en todo el sector.

En contexto

Los créditos hipotecarios a tasas de interés reducidas son para viviendas de hasta USD 70 000 o de 890 por metro cuadrado. Y son para financiar vivienda nueva y única. Vivienda única significa que una persona podrá adquirir una sola unidad habitacional a bajas tasas de interés.

Infografía viviendas
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)