22 de January de 2010 00:00

La visión de los donantes del ITT

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Esteban Guarderas *

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las experiencias  con los préstamos condicionados del FMI parece haber dejado un trauma crónico. Al menos así  demuestra la fobia que levanta cualquier condicionamiento internacional.

Pero esta vez no se nos está exigiendo privatizar empresas nacionales ni ultraliberalizar los mercados.

El depósito de fondos en un fideicomiso constituido por el PNUD (para evitar el uso erróneo  en operaciones como la compra de armas) no parecería merecer el calificativo de condiciones ‘vergonzosas’ o ‘colonialistas’. Estas condiciones difícilmente escandalizarían a un político, salvo que tuviese un serio recelo a la transparencia o que pretendiese precisamente usar los fondos para otros fines.

Pues bien, ¿Correa pretende que los inversionistas aporten nada menos queUSD  3 500 millones y se desentiendan completamente del uso que se los dé?
No es  lógico. Al menos, como ciudadano del Ecuador, sí esperaría, que en caso de que mi país done una ingente cantidad de dinero, se asegure que los fondos no se esfumarían en corrupción, o actos proselitistas ajenos a la inversión socio-económica.

Dejando esto de lado, y adentrándonos en la lógica correísta, lo que su demanda requeriría es que los donantes tuviesen una enorme cantidad de confianza en el país. Pues bien, analicemos entonces las brillantes medidas que el Presidente ha puesto en marcha para lograr esta confianza internacional.

Gritando consignas comunistas en sus apariciones públicas, fantástica idea.

Esto seguramente hará que se mire al Régimen ecuatoriano como completamente antitotalitario y, por ende, inmune de los caprichos gastadores de su líder.

Aliándose con la extrema derecha iraní, sensacional medida. Sin duda esto hará que la comunidad internacional se tranquilice con respecto a las intenciones de comprar armas, y la vocación de nuestro país por los gobiernos transparentes. Declarando la deuda externa ilegítima, ¡bravo!

¿Es esa la forma en que nuestro Régimen pretende hacer que nuestro perfil internacional sea intachable?

Por más que nuestro estimado Presidente considere que Suiza, Luxemburgo y Ecuador son la ‘crème de la crème’ de la confiabilidad, no es esa la visión que los países desarrollados, los posibles donantes, tienen del país.

Sin contar con la desconfianza generada por el Gobierno, nuestro país tiene además, niveles de corrupción altísimos y un historial de inestabilidad política atroz.
Con este perfil, la garantía de un fideicomiso constituido por el PNUD no parece  irracional.

Una cosa es cierta, es ilógico esperar que los donantes brinden el apoyo sin demandar garantías, al tiempo que el Ecuador no brinda la seguridad suficiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)