30 de julio de 2017 15:54

Violinista de las protestas contra Maduro fue imputado y seguirá preso

El violinista Wuilly Arteaga participa en un las manifestaciones en Caracas. Venezuela vive desde el pasado 1 de abril de 2017 una ola de protestas principalmente contra el Gobierno que se ha saldado con más de 90 muertos. Foto: EFE

El violinista Wuilly Arteaga fue detenido por las autoridades por su participación en las manifestaciones en Caracas, Venezuela. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

El joven venezolano que toca el violín en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro fue imputado este domingo 30 de julio del 2017 por “instigación” , tres días después de ser detenido en Caracas en medio de choques entre manifestantes y cuerpos de seguridad, informó una ONG defensora de derechos humanos.

Wuilly Arteaga, de 23 años y arrestado el pasado jueves en Caracas, enfrenta cargos de “ instigación pública y posesión de sustancia incendiaria ” en una corte de la capital, señaló Alfredo Romero, director de la organización Foro Penal.

También le fue impuesta una fianza cuyo monto no trascendió, pero que según Romero el joven no está en capacidad de pagar, por lo que seguirá preso en un destacamento de la militarizada Guardia Nacional en el oeste de Caracas.

Romero negó que Arteaga tuviera consigo artefactos incendiarios y denunció que lo obligaron a presentarse con un defensor público, pese a que Foro Penal ofreció representarlo.

Aun si pagara la fianza, el músico permanecería preso de 30 a 40 días, de acuerdo con Romero.

Arteaga se ha convertido en un ícono de las manifestaciones en Venezuela asegurando que con su violín quiere dar “ un mensaje de paz ” entre violentos disturbios que dejan alrededor de 120 muertos en cuatro meses.

Unas 4.500 personas han sido arrestadas desde el 1 de abril, de las que un millar continúa en prisión, según Foro Penal.

El pasado 22 de julio, Arteaga resultó herido en el rostro por perdigones. “No me van a amedrentar (...). Vamos a seguir en la lucha” , dijo entonces en un video desde la camilla de una clínica, con los labios hinchados y vendajes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)