27 de julio de 2017 18:06

Violencia en Brasil: Gobierno desplegará a militares hasta fin de 2018

El Gobierno informó hace unos días del envío de unos 800 policías como parte de los planes de seguridad para Río.  Foto: EFE

El Gobierno informó hace unos días del envío de unos 800 policías como parte de los planes de seguridad para Río. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, aseguró hoy, 27 de julio de 2017, que el Gobierno empleará a fuerzas militares en Río de Janeiro hasta fines de 2018 para apoyar la lucha contra lo que calificó el "cáncer" de la creciente criminalidad en la ciudad.

"Vamos a combatir juntos el crimen en Río de Janeiro", dijo Jungmann durante una comparecencia de prensa en Río para detallar partes del Plan Nacional de Seguridad anunciado hace unos días por el Gobierno de Michel Temer.

Las medidas prevén la presencia de militares, que no se dedicarán sólo a patrullar en las calles, sino sobre todo a labores de inteligencia, aseguró el titular de Defensa. El objetivo es "golpear al crimen organizado", agregó. Como ejemplo de operaciones puntuales citó un reciente operativo de decomiso de unos 60 fusiles de bandas criminales en Río.

Jungmann no dio detalles de cuántos efectivos militares serán desplegados como parte de los operativos. El Gobierno informó hace unos días del envío de unos 800 policías como parte de los planes de seguridad para Río. Las operaciones militares planeadas no serán anunciadas con anticipación para no perder el efecto sorpresa, aseguró hoy Jungmann.

Río está siendo castigada por una creciente ola de violencia, sobre todo tras el final de los Juegos Olímpicos celebrados en agosto de 2016. Prácticamente todas las semanas se reportan asaltos y tiroteos no sólo en los zonas más pobres de la ciudad, las favelas, sino también en barrios más acomodados.

En lo que va de este 2017, Río reportó la muerte de más de 90 policías en enfrentamientos. En una entrevista dada hoy a la emisora Radio Jornal, Jungmann calificó los problemas de la ciudad carioca como los más graves del país.

El crimen organizado "existe en todo Brasil, pero en Río está el caso más avanzado, es el cáncer de la criminalidad", señaló. "Tenemos 800 comunidades (favelas) que viven en estado de excepción", dijo luego en la conferencia de prensa.

Río, la segunda ciudad de Brasil con unos 6,5 millones de habitantes, tiene más de mil favelas repartidas por toda su zona urbana, según las últimas estadísticas. Muchas de esas favelas son controladas por bandas dedicadas al narcotráfico o por milicias armadas, que se enfrentan a menudo entre sí o con la Policía por el control de los territorios. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)