12 de diciembre del 2015 00:00

Bancos y cajeros automáticos con más vigilancia

Los cajeros automáticos deberán prestar sus servicios, ininterrumpidamente, durante los días indicados. Foto: Archivo/ EL COMERCOI.

En Navidad y fin de año las personas son más vulnerables a robos, especialmente, porque retiran dinero para las compras navideñas y por el pago del decimotercero y bonos que las empresas entregan en estos días. Foto: Archivo EL COMERCO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 26
Fernando Medina
Redactor (I)
seguridadec@elcomercio.com

Eran cinco extranjeros que vivían en el país. Ahora están detenidos, porque el jueves intentaron robar USD 500 a una persona que iba en un bus.

Era un comerciante que llegaba a El Tejar, un sector del centro quiteño en el que en estos días el comercio aumenta por Navidad y fin de año.

Agentes que intervinieron en la detención saben que en estos días los sospechosos aprovechaban el tumulto de la gente para sacar las billeteras de los bolsillos o las carteras.

Por eso, los policías tienen la orden para que hasta finales de año intensifiquen los patrullajes en los alrededores de centros comerciales, buses, en bancos, mutualistas, cooperativas y alrededores de cajeros electrónicos.

En estos lugares operan bandas, por ejemplo, de sacapintas. Estos son considerados más peligrosos, pues atacan con armas de fuego luego de que las víctimas retiran dinero. Bajo esta modalidad, el año pasado en el país fueron perpetrados 136 asaltos.

El jueves, este Diario conoció el caso de Susana, una mujer que en diciembre del año pasado fue atacada por tres personas luego de retirar USD 1 000 de su cuenta.

Ella esperaba el bus cuando un hombre se acercó y le puso una pistola en el estómago.

“Entrégueme el dinero”, le dijo. Enseguida dos sospechosos más llegaron en un vehículo y se marcharon con la plata.

Solo ese mes, en el país fueron asaltadas 3 093 personas, pues no solo actúan sacapintas, sino carteristas y arranchadores. De hecho, en el 2014, en diciembre y octubre hubo más víctimas de las bandas.

Con esa experiencia, este año la Policía inició un megaoperativo de control. Por ejemplo, en Quito se ordenó que 5 000 policías custodien la ciudad durante las fiestas. Entre los uniformados están grupos élite de la Policía como el GIR, GOE y antinarcóticos.

Además saldrá a las calles el grupo de equitación y también se vigilará con helicópteros y canes. Ningún agente tendrá licencia o vacaciones.

Juan Sguirla es el jefe de operaciones de la Policía de Quito y ayer en una entrevista con EL COMERCIO explicó que el operativo será constante, ya que en estas fechas las personas son más vulnerables a robos, especialmente, porque retiran dinero para las compras navideñas y por el pago del decimotercero y bonos que las empresas entregan a los trabajadores en estos días.

Los orden para los gendarmes es que también vigilen las paradas de buses. Esto, porque precisamente los cinco detenidos del jueves en El Tejar operaban en estos lugares.
Para evitar ser identificados, los sospechosos se confundían entre la gente y huían de inmediato. También se ingeniaban formas para evitar que las víctimas les siguieran.

Por ejemplo, mientras uno sacaba el dinero de los bolsillos, otros bloqueaban el paso para que los afectados no puedan avanzar. En total se demoraban hasta dos minutos en cada robo. Por eso un juez dictó la prisión preventiva para investigar la responsabilidad de los cinco detenidos.

Los sacapintas, en cambio, huyen en motos. Eso ocurrió cuando una mujer fue asaltada en el redondel de El Ciclista, en el norte de Quito. Los armados intentaron llevarse USD 7 000, pero no pudieron, pues llegaron los uniformados y hubo un cruce de balas.

Una persona fue detenida, mientras que los otros integrantes de la banda se fugaron.

Por eso, en estos días se han intensificado los pedidos para que las personas que retiren dinero pidan asistencia de los policías. Esto lo pueden hacer en las UPC o en el 911.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)