31 de diciembre de 2016 13:00

Viena, Budapest y Praga aumentan el nivel de seguridad en Nochevieja

Budapest, durante las primeras horas de la mañana del 31 de diciembre. Foto: EFE

Budapest, durante las primeras horas de la mañana del 31 de diciembre. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Tanto Viena como Budapest y Praga aumentarán su vigilancia policial durante esta Nochevieja, en concordancia con la alerta terrorista en Europa tras los atentados de Francia y Alemania.
No obstante, las autoridades austríacas, húngaras y checas han coincidido en resaltar que no tienen indicios de alguna amenaza concreta.

Un total de 400 policías y 300 agentes de seguridad velarán por la seguridad de las decenas de miles de personas que celebrarán la llegada del Año Nuevo en las calles del centro de Viena.

Según el portavoz de la Policía Hans Golob, la vigilancia se centrará especialmente en la llamada "Senda de Nochevieja", que estará vigilada también mediante 19 cámaras de vídeos, de acuerdo con el concepto de seguridad creado el año pasado, cuando se desató la alerta terrorista en Europa por los atentados de Francia.

Buena parte de los agentes de seguridad no llevarán sus uniformes sino que estarán "de civil", por lo que no serán reconocidos como tales. El objetivo de esta medida es poder detectar delitos como acosos sexuales o robos.

En el mando central, las imágenes de las cámaras serán seguidas por otros agentes durante doce horas sin pausas, para identificar cualquier acto sospechoso y reaccionar a tiempo.

Ante el eventual riesgo de ataques con vehículos, similares a los atentados con camiones en Berlín y Niza, se prevé bloquear temporalmente el tráfico en torno a las zonas más asistidas.

Y por si fuese necesario advertir o dispersar a la gente, en la citada "senda", que atraviesa el casco antiguo de la capital, se han instalado cinco pantallas gigantes y varios altavoces para facilitar una eventual comunicación con la población.

Al mismo tiempo se mantienen medidas técnicas, como los bloques de hormigón instalados alrededor de los mercadillos navideños para frenar a cualquier vehículo que pueda intentar entrar en ellos.
También en Hungría habrá "una intensa presencia policial" debido al riesgo de terrorismo en Europa, según informó el ministerio de Interior húngaro en un comunicado.

No obstante, la nota asegura que "las autoridades no cuentan con informaciones sobre eventuales actos terroristas" que amenacen directamente el país, razón por la que de momento no se prevé elevar la alerta por terrorismo, que actualmente se sitúa en el grado medio (3), agregó el ministerio.

La República Checa mantendrá en la Nochevieja el primer grado de alerta antiterrorista, de una escala de riesgo ascendente de 0 a 3, que prescribe "precauciones necesarias".

Según ha informado la Jefatura de Policía del país centroeuropeo en su página web, ello supone el despliegue de unos 500 policías adicionales y el aumento de la frecuencia de las patrullas, que vigilarán especialmente "centros comerciales, estaciones de transporte, aeropuertos" así como los mercadillos callejeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)