8 de November de 2009 00:00

Una vida de cirqueros

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luego de un matrimonio poco afortunado, tomó a sus hijos y se marchó.

Cuando empezó no sabía nada del oficio, pero en el circo aprendió a caminar en la cuerda floja y hasta trabajó como payaso en varias funciones.   Hoy  administra el World Circus, con el cual ha visitado  Ecuador, Colombia, Venezuela y Perú.

En varias de las giras, Vega pasaba por Santo Domingo, donde vivían sus sobrinos Manuel Jesús, Cecilia y Darío Acosta Añasco, quienes la visitaban en cada ocasión.

Hace 13 años, cuando el padre de los chicos murió, Vega le pidió  a su hermana que se los dejara  llevar al circo. Con su buen ojo descubrió que Manuel era fuerte y servía para ser trapecista, que Cecilia “doblaba bien” y servía para contorsionista y que Darío era multifacético: servía de payaso a trapecista.

Vega dice que en el país hay 32 circos, la mayoría en la Costa, por el costo que representa llegar a la Sierra. Su  sueño es que los municipios cobren impuestos más bajos, para que los circos pueden visitar  más lugares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)