6 de agosto de 2017 17:35

Familiares y amigos despidieron a las víctimas de la balacera en la Bahía de Guayaquil

Frente a la caminata, un letrero captaba la atención: ‘Víctima del tiroteo en la Bahía… Exigimos justicia’.

Frente a la caminata, un letrero captaba la atención: ‘Víctima del tiroteo en la Bahía… Exigimos justicia’. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

Acompañaron a Diana Del Rosario en el último recorrido desde su casa, en el suroeste de Guayaquil, hasta el camposanto Jardines de la Esperanza. Al mediodía de este domingo 6 de agosto del 2017 el féretro de la joven de 35 años fue cargado por amigos y familiares que gritaban su nombre y cuánto la extrañarían.

Frente a la caminata, un letrero captaba la atención: ‘Víctima del tiroteo en la Bahía… Exigimos justicia’. La madre de dos pequeñas es parte de los tres fallecidos que dejó un asalto frustrado a un blindado el pasado jueves en las calles Manabí y Chimborazo, cerca de las 17:20, una de las horas de mayor movimiento en esta zona comercial.

Uno de los proyectiles atravesó su pecho, poco después de que salía de una farmacia donde compraba medicamentos para su padre. José no pudo soportar ver la sepultura de su hija. Era ella quien le acompañaba a cada consulta desde que le diagnosticaron cáncer.

El hombre se desvaneció junto a la tumba, en el corredor B6 del cementerio, en medio del llanto y los gritos de dolor de otros allegados. La hija mayor de Diana tampoco resistió.

“Queremos que se haga justicia. Ella estuvo en el momento no indicado y ahora sus dos hijas quedan en la orfandad. Queremos que den con los culpables y que ayuden a la familia con la manutención”, dijo Andrés, amigo de la joven.

Según la investigación policial, seis personas integraban la banda que intentó robar una bolsa con dinero que los custodios de una compañía de seguridad sacaban de una importadora farmacéutica. Uno de los presuntos delincuentes murió en el sitio y otros dos ya han sido identificados, como informaron autoridades de la Policía. Además, seis guardias de la empresa están con prisión preventiva.

La familia de Jorge Bohórquez también pide justicia. Jorge, uno de sus hijos, reitera que su padre era vendedor de la Bahía desde hace más de 40 años. El día del tiroteo estaba en la esquina de la calle Manabí, donde tenía su puesto de venta de ropa. A más de los disparos que recibió, su afección al corazón acabó casi de inmediato con su vida.

La familia de Jorge Bohórquez también pide justicia. Jorge, uno de sus hijos, reitera que su padre era vendedor de la Bahía desde hace más de 40 años.

La familia de Jorge Bohórquez también pide justicia. Jorge, uno de sus hijos, reitera que su padre era vendedor de la Bahía desde hace más de 40 años. Foto: Enrique Pesantes

La tarde de este domingo, el cemento que selló su tumba aún estaba fresco. Bohórquez fue sepultado junto a la puerta 12, donde sus familiares dejaron un ramo de rosas blancas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)