14 de junio de 2018 00:00

Las vías solo para peatones en Quito traen desafíos en el turismo

Sobre el tramo peatonalizado de la calle García Moreno se realizan recorridos guiados. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Sobre el tramo peatonalizado de la calle García Moreno se realizan recorridos guiados. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 9
Andrea Medina

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Salvoconductos o permisos para descargo de víveres o turistas, alternativas sustentables de movilidad y nuevos estacionamientos en sitios espaciosos como el bulevar de la 24 de Mayo. Estas son algunas de las alternativas que sugiere el sector turístico para evitar molestias con los viajeros que van a un Centro Histórico con calles exclusivas para peatones.

Empresas de transporte turístico, guías y operadores han modificado rutas, horarios de cierre y hábitos con los viajeros para hacer de su visita al Centro más llevadera, desde que en tramos de calles como la García Moreno o Chile ya no se permite el paso vehicular desde inicios de este año.

La embarcación de turistas desde las unidades de transporte a hoteles o restaurantes ubicados en las zonas peatonalizadas es uno de los cambios. Así sostiene Marco García, gerente de Marcotour, que ofrece este servicio para los viajeros.

Él cuenta que los tours que se inician en La Basílica y terminan en San Francisco, incluían antes paradas frente al Palacio de Gobierno, lo que evitaba un recorrido a pie prolongado, principalmente para los turistas de la tercera edad.

“Hemos buscado las mejores alternativas para aprovechar la peatonalización, porque es positiva”, indicó García. Desde esta empresa, por ejemplo, se recomienda un espacio para estacionar vehículos turísticos en el bulevar de la 24 de Mayo. “Eso generaría mucho comercio en el sector, se podrían poner restaurantes, cafeterías o puestos de artesanías”.

Renato Ruiz, de la Unión Metropolitana de Transporte Turístico, cree que deben permitirse más sitios para estacionar momentáneamente, sin que eso afecte el tránsito o apure a los turistas. “Hay que considerar también su equipaje porque es un sitio que es propenso a la delincuencia”.

Pero para muchos guías que lideran los tours en este espacio patrimonial, la situación no ha sido incómoda. “Más bien a los pasajeros les encanta no respirar esmog y hay menos ruido para hacer explicaciones”, señala el guía Pablo Silva.

Generalmente, de lunes a viernes, desde las 09:00, ya se puede ver a grupos de turistas y guías que visitan el Centro y hacen pausas en la Plaza Grande o frente a las iglesias.

Para el guía Mauricio Baus, la peatonalización no genera problemas, solo hay que adaptarse, pero admite que si los turistas son mayores sí se cansan.

Para evitar inconvenientes de salud con los visitantes, la agencia Suchi Pakari modificó el punto de partida de sus recorridos para que el trayecto a pie empiece desde las zonas más altas. “Muchos de los turistas vienen de Europa y les afecta la altura”, dice Santiago Morales, de esta empresa.

Según Quito Turismo, de enero a abril del 2018 unos 142 528 turistas extranjeros –no residentes en el país- han visitado el Centro Histórico. En ese mismo período del 2017 fueron 135 739. Algunos de los principales atractivos del Centro están en las zonas que ahora son solo para peatones.

Se trata de la iglesia de la Compañía de Jesús, el Centro Cultural Metropolitano, el Palacio Presidencial, la Catedral Primada de Quito, la Plaza Grande, entre otros.

Diego Vivero, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, cuenta que ya se han reunido con las autoridades para evitar las afectaciones turísticas en esta zona. El tema del aprovechamiento del espacio y la seguridad son las sugerencias más urgentes planteadas desde el gremio.

“La falta de tráfico (en las calles peatonales), hace que la gente no se sienta muy cómoda caminando sobre las aceras. Hemos propuesto vehículos de acercamiento como carritos de golf o caballos para que lleven a los turistas”.

Si bien el movimiento de gente (incluido turistas) dinamiza los espacios peatonales durante el día, en la noche estos tramos lucen desolados. Rocío Guerrón tuvo que cerrar más temprano su restaurante en la García Moreno porque los viajeros ya no quieren ir por temor a la inseguridad.

Según Wladimir de la Torre, de la Secretaría del Territorio, la propuesta de colocar mesas, y sillas sobre la calle frente al local, conocida como terrazas, está enfocada a potenciar esos sitios. “Todas las iniciativas se han apoyado para lograr un espacio agradable y seguro”.

En contexto
El Centro Históric
o de la ciudad está en el segundo lugar (después de Galápagos), entre los sitios más visitados por los turistas extranjeros en el Ecuador. Así lo afirmó Richard Dávila, de la Asociación de Operadoras de Turismo Receptivo del país (Optur).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)