15 de febrero de 2016 00:00

Vías de evacuación del volcán serán mejoradas

El ingreso a San Agustín es asfaltado, pero hay caminos secundarios que son de tierra y necesitan un mejoramiento

El ingreso a San Agustín es asfaltado, pero hay caminos secundarios que son de tierra y necesitan un mejoramiento. Foto: Modesto Moreta/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Modesto Moreta
Coordinador
mmoreta@elcomercio.com (I)

Al menos 500 kilómetros de vías que unen a más de 50 barrios y comunidades de las parroquias Mulaló, Joseguango y Aláquez fueron mejoradas en enero pasado.

Los accesos de segundo y tercer orden están en las zonas de riesgo ante una posible erupción del volcán Cotopaxi.
Sin embargo, las últimas lluvias registradas en estas zonas causaron algunos daños como la formación de baches.

Según los técnicos del Consejo Provincial de Cotopaxi, los trabajos de mejoramiento se iniciarán durante esta semana. Estarán a cargo de un grupo de trabajadores con el apoyo de maquinaria pesada.

Eso beneficiará a 20 000 personas que habitan estas poblaciones pertenecientes a Latacunga y que pudieran ser afectadas con el descenso de flujos piroclásticos y de lahares. Por esas carreteras evacuarían en forma rápida, hacia los sitios considerados como seguros por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) y el Instituto Geofísico.

Más del 80% del sistema vial que comunica a estos sectores es de tierra y el resto tiene asfalto. Con el paso de los vehículos livianos, pesados y el fuerte viento en la zona, provocan que se levanten grandes cortinas de polvo. Esto impide caminar con tranquilidad a los vecinos que viven en las comunidades y barrios de la parroquia Mulaló, habitada por 9 000 personas.

A tres kilómetros del centro parroquial están los barrios Salatilín y Trompucho. La vía de ingreso al sector es de tierra. Por allí caminan a diario Graciela Vargas y sus hijos. Una parte de estos sectores está en la zona de riesgo. Explica que las últimas lluvias afectaron la vía. “Hay pequeños baches y es necesario que se realice la reparación con la maquinaria para que estén listas en caso de una emergencia”.

En Trompucho habitan 54 familias dedicadas a la agricultura y a la ganadería. A pesar de que están preparados para una eventual erupción del coloso, deben caminar hacia la parte alta que es considerada como zona de seguridad.

Por esta carretera de 10 metros de ancho circulan volquetas, carros livianos y pequeños camiones. A su paso levantan nubes de polvo que afectan a la salud. Alicia Troncoso, presidenta del barrio de Salatilín, dice que 65 familias viven en el sector. Una parte de este barrio también está en una zona de riesgo.

“Si ocurre la erupción del volcán Cotopaxi tenemos que caminar 15 minutos al barrio Chil Chil de Robayos o Salatilín Alto. Pero para no tener inconvenientes las autoridades deben enviar la maquinaria y mejorar el sistema vial, es verdad que se hizo un trabajo de mantenimiento, pero las lluvias provocaron pequeños daños”.

La maquinaria de la Junta Parroquial de Mulaló trabaja en el mejoramiento de los caminos afectados. Mario Rocha, presidente de la Junta, cuenta que en esta semana llegará el equipo caminero de la Prefectura para iniciar nuevamente el mejoramiento de algunos tramos afectados por las lluvias. “Al momento se hacen pequeños mantenimientos, pero necesitamos de apoyo”.

Según un informe emitido por el Consejo Provincial de Cotopaxi, el personal con la maquinaria de la entidad realizó el mantenimiento de 500 kilómetros de los ejes viales principales de estos caminos. “La idea es que las carreteras estén expeditas ante una posible evacuación ”, explica René Ramírez, director de Obras Públicas de la Prefectura.

Se hizo la intervención sobre algunas rutas que conectan a Mulaló, Joseguango Bajo y Aláquez. “No se puede atender todos los ramales viales que suman 2 000 kilómetros, lo que se hizo es intervenir los ejes importantes, por donde la gente pueda evacuar a los sitios seguros en caso de una emergencia. Todas las labores se efectuaron por administración directa”.

También trabajaron con el aporte de la maquinaria del Ministerio de Transportes y Obras Públicas, el Municipio de Latacunga y el Consejo Provincial en la apertura de una vía alterna a la Panamericana. Esta une a los sectores de El Boliche, Pastocalle, Saquisilí, Mulalillo y Yambo. En total son 91 kilómetros. La Prefectura invirtió USD 5 millones.

En esta semana, se iniciarán los trabajos de mantenimiento en las zonas cercanas al coloso, que ya se lo hizo, pero que con las lluvias fueron afectadas nuevamente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)