En 3 vías de Quito ocurre el mayor número de accidentes de tránsito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Diego Bravo. Redactor

La avenida Simón Bolívar, oriente de Quito, es  una de las vías en donde se reportó la mayor cantidad de accidentes de tránsito entre el 11 de noviembre y el 31 de diciembre del 2013. Se registraron más de 50 casos.

Así lo refieren los datos proporcionados a este Diario por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y que fueron levantados por el Municipio. En el reporte constan otras avenidas como la Mariscal Sucre e Interoceánica (ver mapa de incidencia). También hay otras  vías urbanas como la Galo Plaza, Maldonado y Eloy Alfaro.

[[OBJECT]]

Los índices de estas últimas son superiores comparados al de la General Rumiñahui, que conecta a Quito con el valle de Los Chillos, en la que hay menos siniestros, pese a que es de alta velocidad (90 km/h).

Para el ingeniero César Arias, consultor privado en tránsito y transporte terrestre, los percances en ese tipo de rutas con velocidades promedio de 90 km/h se dan por el alto flujo vehicular que se registra a diario. “Por ejemplo, en la avenida Simón Bolívar circulan alrededor de 60 000 automotores”.

A su juicio, esto se agudiza en las horas pico (de 07:00 a 09:30) cuando miles de personas cruzan la ciudad para dirigirse a sus destinos y hay ansiedad por llegar pronto. En tres de esas cuatro rutas hubo siniestros entre la mañana del jueves y ayer, según lo reportó la Agencia Metropolitana de Tránsito de Quito. Uno fue en la Mariscal Sucre, cerca del centro Comercial El Bosque, y otro en la Interoceánica.

En otro caso, un camión se accidentó, a las 08:35 de anteayer, en la avenida Simón Bolívar, a la altura de la Universidad Internacional. El conductor del vehículo pesado recordó que circulaba por el lado derecho de la vía cuando una camioneta le rebasó en alta velocidad. En ese instante, el chofer  perdió el control y se volcó.

A 100 metros de ese siniestro funciona una gasolinera. Su administrador, Álex Martínez, dijo que los percances en esa zona son frecuentes y en épocas de lluvia, la situación se agrava. “El problema es la imprudencia. No se toma conciencia de que  se circula en una autopista. La curva a la altura de la universidad es cerrada, pero hay exceso de velocidad”.

Desde el 11 de noviembre hasta el 31 de diciembre pasados, los datos reportan que en la capital 17 personas fallecieron en choques, atropellos y volcamientos. De ellas, cuatro perdieron la vida en la avenida Simón Bolívar. Dos se accidentaron por exceso de velocidad y dos por imprudencia como peatones (atropellamientos).

Según las estadísticas del Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana, esta última es la primera causa de muertes por siniestros viales en la capital. Al mediodía de ayer, este Diario recorrió la avenida Simón Bolívar y contó 18 cruces que recuerdan a quienes murieron entre la curva de Santa Rosa y el sector por donde se ingresa a Guápulo.

A la altura del barrio Oriente Quiteño, cuatro personas cruzaron la autopista sin utilizar los dos puentes peatonales que se encuentran allí. Una joven de 17 años incluso caminaba con un bebé en brazos. “No utilizo el puente porque estamos de apuro. Sí me da miedo cruzar la calle, pero tengo prisa por ir a ver a un niño en la escuela”, señaló. En 15 minutos, dos menores que salían de un centro educativo no utilizaron el puente. Tampoco una mujer de aproximadamente 50 años.

Las fallas estructurales

Mónica Heller, experta en movilidad, consideró que hay tramos de ciertas vías de Quito, como la Simón Bolívar, que tienen problemas de construcción. Para ella, si las inclinaciones de las autopistas no son correctas se las puede corregir fácilmente. “Son fallas que hay y suelen pasar en todo el mundo. Es imposible prever el comportamiento en cada uno de los tramos, pero una vez que la vía está construida, es absolutamente posible readecuarla”.

El taxista Óscar Moreno coincidió al afirmar que hay tramos en donde los autos tienden a perder estabilidad. “Desde El Troje hacia el sur hay una curva peligrosa”. El chofer cuenta que al pasar por allí siente que la parte posterior del vehículo cambia de dirección y se pierde estabilidad, lo cual se controla al bajar la velocidad.

Otro punto crítico de la vía –agrega el conductor- es la zona denominada De las Antenas. “Las condiciones no son buenas. Allí tenemos que bajar la velocidad y quienes no conocen, deben frenar bruscamente”. Durante el recorrido en la Simón Bolívar, también se pudo constatar que había pequeños baches, ondulaciones y en dos sitios la capa asfáltica está rasgada, luego de pasar la zona de la Universidad Internacional.   

Según los agentes del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito, un 4% de siniestros viales en las rutas consideradas de alta velocidad se da por el denominado factor vía. Por ejemplo, las normas de seguridad refieren que un bache puede ocasionar un percance a partir de 40 cm de profundidad. “Un vehículo que caiga en un agujero a una velocidad de 40 km/h puede perder estabilidad y estrellarse”, precisa un uniformado.

Ayer, conductores que transitaban por la Simón Bolívar solicitaron que se mejore la señalización. Uno de ellos es Óscar Carpio, de 65 años, quien parqueó su camioneta azul diagonal a tres cruces junto a la curva de Santa Rosa. Para él, uno de los problemas allí es la neblina durante la madrugada y primeras horas del día.

Para evitar choques por este inconveniente, sugirió que es necesario mejorar los letreros y señales. Lo mismo consideró Patricio Quinatoa, quien tiene un taller de fabricación de plataformas para tráilers en el barrio Génova, a 100 metros de la curva de Santa Rosa.

No olvide estos consejos


Contenedor de tips

Velocidad

[[OBJECT]]

Manejar a menos de 50km por hora. Así tiene mayor control sobre el vehículo.

Atención

[[OBJECT]]

No distraerse del volante. Ponga atención a lo que ocurre mientras maneja.

Deje el celular

[[OBJECT]]

Evite usar el celular, menos si es para enviar mensajes de texto.

Use luces

[[OBJECT]]

Encienda las luces y los neblineros cuando hay neblina.

Revise las llantas

[[OBJECT]]

Verifique que estén bien ajustados y que no estén lisos.

Visibilidad

[[OBJECT]]

Trate de que las plumas del parabrisas sean nuevas para que no afecte la visibilidad.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)