27 de febrero de 2018 00:00

En 16 vías de Azuay se cobrarán peajes

El nuevo sistema de gestión vial empezará con la carretera Cuenca-El Valle-La Unión (foto), que se interconecta con la Cuenca Azogues (der.), para dar mantenimiento. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

El nuevo sistema de gestión vial empezará con la carretera Cuenca-El Valle-La Unión. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Cuenca

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El anuncio de la implementación de un peaje en la vía Cuenca-El Valle-La Unión genera resistencia en la parroquia rural de El Valle. Es una de las 16 carreteras donde se cobrará una tasa a lo largo de del 2018, para el mantenimiento.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la Prefectura de Azuay acordaron aplicar un modelo de gestión vial, que implica la creación de peajes.

Las 16 vías están interconectadas y son de competencia de ambas entidades. Un ejemplo son la Cuenca-El Valle-La Unión, de 40,1 kilómetros, donde la Prefectura invirtió USD 13 millones en el asfaltado; y la vía rápida Cuenca-Azogues-Biblián.

La estrategia es manejar modelos integrados de peajes solidario, subsidiado o el integrado a la red estatal. El valor dependerá del tipo de vehículo.

Por la Cuenca-El Valle circulan 18 000 vehículos de todo tipo por día y se prevé tentativamente un peaje subsidiado de USD 0,50, que está en estudio.

En el proyecto se establece que en las carreteras interconectadas, el usuario pagará en una sola estación. Además, habrá descuentos para los dueños de vehículos de la parroquia de El Valle, que circulan por la vía al menos cinco veces al día. También, para servicios de emergencias y taxis.

Este planteamiento es rechazado por habitantes y autoridades de El Valle. Según el vocal del Gobierno Parroquial, Jesús Bermeo, se oponen porque la vía está colapsada por el tránsito vehicular y porque no se mejoraron las alternas.

La Prefectura realizó acercamientos para informar sobre el proceso y, según el prefecto Paúl Carrasco, el tema está frenado porque no permiten el ingreso de los técnicos. Los opositores anuncian una protesta para el 7 de marzo.

Zoila Peñalosa, habitante de Santa Ana, dijo que su parroquia también se unirá a esta medida de hecho porque la vialidad rural está abandonada. “Tenem os carreteras en lastre, con gran cantidad de baches y los agricultores necesitamos vías en buen estado”.

Para Carrasco, el peaje es la única forma de recaudar dinero para mantener en buen estado los caminos recién reconstruidos e invertir en los alternos, porque Gobierno central no tiene recursos. “Si los opositores presentan otra alternativa desecharé la propuesta”.

Con el peaje del El Valle se prevé recaudar USD 2,9 millones al año. Un estudio del BID y del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales de Ecuador determinó que la Prefectura de Azuay necesita USD 836 millones anuales para el mantenimiento de las vías de su competencia.

En el 2017, la entidad invirtió USD 80 millones en el arreglo de 1 800 kilómetros, lo que representó el 70% de su presupuesto anual. Pero las quejas por el mal estado de las vías en la provincia son constantes.

Desde hace más de cinco años, la Prefectura tiene sistemas de peaje (solidario y subsidiados) en las vías Turi-Tarqui, Ramada-Nabón, Girón-San Fernando en la Y de Zhucay-Tutupali. Todas reciben mantenimiento a través de microempresas.

Para el ganadero Mario Carrillo, el peaje se justifica cuando hay inversiones como ocurre en la carretera Turi-Tarqui. “Pago USD 0,50 al día, pero la vía está expedita”.

Hasta marzo del 2012, la Prefectura cobraba peaje en la Descanso-Gualaceo-Lumagpamba, que conecta a cinco cantones orientales, pero el Gobierno retiró esa delegación, con el argumento de falta de inversión en las vías alternas. En la actualidad,esta carretera está descuidada y la señalización es escasa. Para Edwin Miño, director del Congope, el modelo del Gobierno anterior “fue perverso porque quitaron peajes en algunas vías y no dieron mantenimiento”.

Puso como ejemplo esta vía y la Calacalí (Pichincha). “Hicieron creer que podían mantenerlas desde el Gobierno central y no fue así”. Por esa razón, agregó, hace dos meses le devolvieron la concesión a la Prefectura de Pichincha.

En el paquete de las 16 vías, que suman 738 kilómetros, están las interprovinciales del Ministerio como la Lumagpamba-Sígsig-Matanga, La Esperanza-Ponce Enríquez, Jadán-Autopista, El Salado-Oña, Descanso-Paute-Amaluza, Cuenca-Molleturo-Tamarindo y Estación de Cumbe-Girón-Y de Quera.

En contexto

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas y la Prefectura de Azuay difunden el proyecto en las zonas donde se colocarán los 16 peajes, para llegar a un consenso sobre las tarifas. La tarea comenzó con la parroquia de El Valle, donde hay resistencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)