27 de diciembre de 2015 00:00

En la vía Alóag se trabaja para contener la fuerza de las lluvias

La ampliación a cuatro carriles de los tramos Tandapi - Unión del Toachi se realiza a lo largo de 26 kilómetros de la vía. Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

La ampliación a cuatro carriles de los tramos Tandapi - Unión del Toachi se realiza a lo largo de 26 kilómetros de la vía. Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Bolívar Velasco

Las labores en la vía Alóag - Santo Domingo una vez más se refuerzan para protegerla de las amenazas que traerían las lluvias que se pronostican por el fenómeno de El Niño.

Los derrumbes y cortes de asfalto son comunes cuando se presentan precipitaciones fuertes en los 101 kilómetros que tiene esta ruta. Es por eso que se realizan trabajos inmediatos en los kilómetros 18, 25, 34 y entre las localidades de Tandapi y la Unión del Toachi.

El descenso de rocas desde las montañas es lo que se intentará controlar cuando lleguen las lluvias. Se lo hará a través de un sistema denominado vallas dinámicas que se pondrá a prueba cuando los taludes se desprendan desde su corteza.

Francisco Achig, administrador de obras en la Alóag, explicó que cada valla sujetará entre 1 500 y 2 000 metros cuadrados de los macizos rocosos. Estas protecciones impedirán que los escombros caigan a la vía y evitarán pérdidas humanas como la ocurrida el 19 de marzo pasado. En esa ocasión ocurrió un derrumbe en el que murieron tres personas, y desaparecieron otras cinco.

Ese evento sirvió a las autoridades para identificar los lugares de mayor riesgo en la vía. Por ejemplo, en los kilómetros 25 y 34 se verificó que existe un proceso de movimiento de masa activo por una falla geológica que entra en actividad con la lluvia. Allí, los técnicos de la compañía concesionaria de la vía, Hidalgo&Hidalgo, trabajan en el reforzamiento de taludes.

Según Achig, estos trabajos se realizan a 300 metros de distancia de la mesa asfáltica. “Estamos haciendo encauzamientos, limpiezas, y sobre todo auscultando de mejor manera los problemas para que no se produzcan nuevos deslizamientos en el futuro”.

Mientras tanto, en el kilómetro 18 se levanta un puente con ocho vigas metálicas. El viaducto permitirá en lo posterior trabajar en la ampliación de la vía a cuatro carriles. Para la ejecución de estas obras se firmaron cuatro contratos de cerca de USD 400 millones.

En ese monto se incluye la ampliación de carriles y la construcción de dos túneles, en el tramo de los 26 kilómetros entre Tandapi y la Unión del Toachi. Según la Prefectura de Pichincha, hasta el momento se han avanzado 4 km. Está previsto que los trabajos se extiendan por tres años más.

Según el director del Ministerio de Transporte y Obras Públicas en Santo Domingo, Mario Maldonado, las intervenciones se ejecutan con base en un cronograma en el que se considera a El Niño como una amenaza para el sistema vial en las provincias de Santo Domingo y Pichincha. Aseguró además que para estas labores está en trámite un crédito internacional de USD 415 000 con el Banco Mundial, para también atender las posibles afectaciones por las lluvias. Con ese préstamo se
espera atender además a las vías 10 de Agosto- Las Mercedes y Santo Domingo- La Concordia- Puerto Nuevo.

Pero las labores también se realizan en la jurisdicción de Santo Domingo de los Tsáchilas por parte de la Prefectura. Se trata de la ampliación a cuatro carriles desde el recinto Unión del Toachi hasta el peaje de Santo Domingo.

Aunque estos trabajos se encuentran en fase de estudios, las autoridades de la provincia tsáchila señalan que serán un complemento para que el eje vial quede protegido de futuras amenazas naturales.

La programación contempla el trazado de la carretera, dentro de sus 22 kilómetros. Además de proteger la vía, la idea es asegurar los conductos del agua potable, la fibra óptica, líneas del interconectado nacional y el oleoducto y poliducto que cruzan por la vía, según el prefecto, Geovanny Benítez.

La ingeniería civil que se aplicará en ese tramo deberá acoplarse a las transformaciones que en estos 50 años sufrió la vía. “Tiene muchos taludes y está al pie de una cordillera, por lo tanto hay mucha dificultad constructiva que vamos a tomar muy en cuenta”, explicó el titular de la Prefectura.

Para esta obra se cuenta con un presupuesto de USD 1,4 millones entregados por el Banco del Estado a manera de crédito. Expertos en geología, vialidad, topógrafos e hidrólogos intervendrán para finiquitar los estudios durante 240 días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)