1 de abril de 2017 00:00

Los viajes internos y al exterior, las causas más comunes para no votar

Cerca de 6 400 personas han acudido a la Delegación Electoral de Pichincha para obtener un certificado provisional. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Cerca de 6 400 personas han acudido a la Delegación Electoral de Pichincha para obtener un certificado provisional. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 4
Diego Puente
Redactor
[email protected] (I)

Las multas son acumulativas para las personas que no acuden a votar. El presentarse a las urnas en la segunda vuelta no exime de una sanción económica por no haber asistido el pasado 19 de febrero. Esta corresponde al 10% de una remuneración básica unificada (RBU), es decir USD 37,50.

En caso de haber sido miembro de mesa electoral y no haber asistido se añade una sanción de USD 56,25, que corresponde al 15% de una RBU. Una persona podría cancelar en total USD 93,75 por ausentarse en la primera vuelta. La cifra se duplicará si reitera su inasistencia mañana, 2 de abril de 2017, cuando se elija a los próximos presidente y vicepresidente de la República.

Iván Fernández de Córdova, jefe nacional de procesos electorales del Consejo Nacional Electoral (CNE), señaló que los casos donde se acumulan las multas han sido esporádicos.

El funcionario explicó que en Ecuador se establece la obligación de votar desde los 18 hasta los 65 años y las personas requieren del certificado para realizar múltiples tareas: trámites legales y bancarios, por ejemplo. Por eso las multas se pagan lo antes posible para tener el documento electoral.

El artículo 292 del la Ley puntualiza los casos en los que no se paga multas: motivos de salud, impedimento físico comprobado, calamidad doméstica el día de las elecciones o -hasta ocho días antes- viajes fuera del territorio.

A la Delegación Electoral de Pichincha acuden, en promedio, 182 personas que buscan un certificado electoral provisional, desde el 24 de febrero.

Los funcionarios escuchan los problemas que dicen haber tenido los ciudadanos que no votaron. Ese documento sirve por 60 días para hacer los trámites de ley. Pero los documentos no evitan el pago de la multa económica.

Sin embargo, el Código de la Democracia también señala las circunstancias permitidas para ausentarse de las urnas y no pagar una penalidad.

Jhony Armijos, oriundo de Cañar, viajó de manera ilegal a Estados Unidos desde el 2013 y fue deportado. En ese tiempo no hizo el cambio de domicilio electoral y faltó a cuatro procesos electorales.

En estos casos debe presentar documentos (deportación, una declaración juramentada) en los que demuestre que no estuvo en el país, así sea de manera ilegal, y no pagará multa. Eso indica Fernández.

Juan Carlos Estrella acudió el viernes 24 de marzo a la delegación provincial con el permiso médico en la mano.

Requería un certificado provisional para hacer trámites legales. Su madre murió el pasado 2 de marzo y necesitaba el documento para traspasos. Desde mayo se recibirá la documentación de respaldo en las delegaciones provinciales.  El CNE registró un 18,37% de ausentismo en las elecciones del 19 de febrero.

Es decir, que poco más de 2,3 millones de personas no sufragaron por distintos motivos. El número de habilitados para sufragar que no ejercieron su derecho aumentó 1.57 puntos porcentuales con respecto a las del 2014.

Inés Bautista es de Esmeraldas. Ella se quedó en Quito y no votó. Dijo que la falta de frecuencias de buses el viernes anterior a los comicios y el gasto que implica movilizar a su familia le impidió sufragar.

Ella tiene previsto ir mañana a las urnas, pero confiesa que no ha tenido dinero para poder cubrir la multa de la primera vuelta. “Con ese dinero puedo viajar. Igual es gasto, pero tengo que ir a Esmeraldas, no alcancé a cambiar de recinto electoral”.

Su esposo, Darwin Mieles, es militar y tiene voto facultativo, por lo que no tiene inconvenientes en presentarse o no a las urnas, comenta.

El CNE ha pagado a 22 393 miembros de mesa

El CNE tiene previsto pagar a 158 271 personas que estuvieron en mesa electoral el 19 de febrero, cuando se realizó la primera vuelta. Hasta el momento se ha cancelado por el servicio a 22 393 miembros de las juntas receptoras del voto.

La mayor cantidad de pagos se realizará a través de transferencias bancarias directas hacia las cuentas que los miembros registraron en los documentos electorales.

También se prevé pagar a 17 863 que registraron sus dispositivos para recibir dinero electrónico.

El pago varía en las diversas circunscripciones electorales. Las personas que estuvieron en el interior del país y en América Latina, África y El Caribe recibirán USD 20. Los que hayan estado en mesa en Estados Unidos y Canadá tienen derecho a USD 40 y los que pertenecen a la circunscripción de Europa, Asia y Oceanía reciben USD 50.

Las personas que no registraron cuentas bancarias podrán acercarse a las agencias del Banco del Pacífico. En el caso de Bolívar, que no tiene esta institución bancaria, se deben acercar a la delegación provincial electoral.

En contexto
Las elecciones de la segunda vuelta electoral se realizarán mañana. Las personas que estuvieron como integrantes de las juntas receptoras del voto repetirán sus funciones. En caso de ausentarse a esta obligación, deberán pagar multas económicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (9)