30 de diciembre de 2014 22:22

Viajeros se quedaron sin boleto en Quitumbe

La demanda de pasajes a la Costa fue alta en la terminal de Quitumbe, en el sur. La afluencia fue masiva desde la mañana. Foto: EL COMERCIO

La demanda de pasajes a la Costa fue alta en la terminal de Quitumbe, en el sur. La afluencia fue masiva desde la mañana. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Diego Puente y Red. Quito 
Redactores (I)

Con dos gallos de pelea en sus brazos, Julio Orellana hacía fila ayer para comprar un pasaje a Santo Domingo. Tenía miedo de que se acabaran los boletos en la terminal terrestre de Quitumbe; 85 personas estuvieron delante de él y la desesperación se reflejó en el constante movimiento de su pierna derecha.

La gente se agolpó en las cooperativas que van a la Costa. En cuatro de estas se colocaron letreros que decían: “Lo sentimos, no hay boletos. Atentamente, La Gerencia”. En otras cooperativas con el mismo destino, las filas fueron largas frente a las ventanillas de Maccuchi, Santo Domingo, Rutas Carmenses, La Maná, Trans Esmeraldas y Ecuador.

A las 13:58, Grace Pachecho no pudo conseguir un tiquete para viajar a Guayaquil en Cooperativa Ecuador. “Tendré que buscar opciones. Si no, me quedaré aquí”, indicó la usuaria que quería pasar el fin de año con su familia.

Se fue a otras boleterías en busca de un tiquete. Quince minutos después, una persona se acercó a un grupo de personas que estaban dentro de la terminal. Él ofreció llevar a cuatro pasajeros hasta Santo Domingo de los Tsáchilas por USD 15 por cada una.

Carlos Gonzales, oriundo de esta provincia, aceptó sin dudar. “Ya no hay más pasajes. Además, no es la primera vez que voy en estos taxis”. Este es un servicio de taxis que no tiene regulación ni control.

En la cooperativa Reina del Camino se acabaron los pasajes para Manabí, los nuevos tiquetes serán venderán desde mañana.

En cambio, otras cooperativas analizaron la posibilidad de implementar más frecuencias. “En las noches quizá vengan 12 carros, pero no es seguro”, dijo la dependiente de una boletería que cubre la ruta Quito-Portoviejo-Manta.

El aumento de buses para cubrir la demanda extra de pasajeros viene acompañado de un incremento en los valores del pasaje. Según el Reglamento del Transporte Público de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), las tarifas por el servicio de transporte pesado con frecuencias extras, solo podrán incrementarse hasta en un 50% adicional al costo oficial.

Hasta esta terminal llegó personal de la Policía Nacional. Su tarea era controlar que el cumplimiento de los derechos de los usuarios. Más de 80 cadetes, policías y oficiales estarán distribuidos en la terminal hasta la finalización del feriado. El mayor Julio Barba señaló que, ayer hasta las 14;00, no se reportaron robos ni grescas dentro Quitumbe. Hubo una denuncia de una pareja de adultos mayores a quienes no se les vendió boletos para salir de Quito; sin embargo, esto no ocurrió con otros pasajeros que se dirigían a la Sierra Norte.

“Ellos irrespetaron la tarifa preferencial del 50% a la que tienen derecho los adultos mayores”, destacó el uniformado.
Según información que maneja la Policía, la terminal terrestre funcionará hasta las 22:00 de este miércoles y reanudará sus operaciones desde las 06:00 de mañana 1 de enero.

En contraste, la mañana de ayer, la terminal de Carcelén lució despejada. Pocas personas transitaban por los andenes, en busca de boletos para viajar a Ibarra, Otavalo, Atuntaqui y Tulcán.

Una de las personas que vende los tiquetes en la Cooperativa San Gabriel dijo que las ventas fueron normales hasta el mediodía, pero esperaba la afluencia masiva de gente a partir de la tarde y mañana de hoy. Entonces las terminales se colman de usuarios. Wladimir Flores, de 64 años, abordó con facilidad un bus para dirigirse a Atuntaqui, donde viven sus hermanos. Contó que como es jubilado pudo viajar antes del mediodía para evitar las aglomeraciones. Dijo estar conforme con el servicio y el control de las autoridades, pero sugirió mejorar la infraestructura.

Las cifras que maneja el Municipio muestran que este año hubo un aumento de usuarios de ambas terminales. De Quitumbe salieron 147 400 personas y de la terminal de Carcelén, 53 100.

El año pasado, desde ambos sitios, se movilizaron
71 000 usuarios. Esto representó un incremento del 9 % y del 33%, respectivamente, en relación con el año anterior.

En las terminales, además, agentes metropolitanos de tránsito se encontraban haciendo controles a los buses. La Agencia Nacional de Tránsito informó que como resultado de los operativos de control no se registraron accidentes de tránsito en el transporte público de pasajeros, durante el descanso del 25 al 28 de diciembre.

Sin embargo, sí hubo accidentes en vehículos livianos, en los que fallecieron 8 personas y 60 heridos.

A escala nacional, en lo que se refiere a buses interprovinciales y transporte informal, se han sancionado a 613 personas, por varias causas. Entre ellas están tener llantas lisas, exceso de pasajeros, lista incompleta de pasajeros y el irrespeto a la tarifa diferenciada. También por no portar SOAT, ni por cumplir las condiciones técnico mecánicas apropiadas.

La ANT anunció que se organizó un operativo para el regreso a casa de los conductores y sus familias. Brigadas de la entidad, en coordinación con otros elementos de seguridad, intensificarán los controles, principalmente en terminales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)