22 de diciembre del 2016 00:00

El tiempo de viaje aumenta en las zonas comerciales de Quito

Algunos compradores acuden temprano a los centros comerciales para evitar la congestión vehicular. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Algunos compradores acuden temprano a los centros comerciales para evitar la congestión vehicular. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mayra Pacheco
Redactora (I)
[email protected]

El apuro en esta temporada no funciona. Las personas que aún tienen pendiente las compras para la cena de Navidad o los regalos para sus seres queridos deben ser pacientes.

A dos días de la celebración de Nochebuena y tres días para la Navidad, en los exteriores de los centros comerciales las filas de vehículos son parte del panorama. Esta masiva presencia de conductores influye en los tiempos de viaje.

En esta temporada se estima que la carga vehicular aumenta hasta en tres veces con relación a un día regular. Lo mismo ocurre con los tiempos de desplazamiento, mencionó Julio Puga, director de Operaciones de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

Uno de estos casos se evidencia, por ejemplo, en la intersección de las avenidas Naciones Unidas y Amazonas, que permite el acceso a seis centros comerciales en el norte de Quito. En este punto se estima que la carga de automotores en las horas pico (pasadas las 17:00) pasó de 30 000 a 90 000 vehículos en estos días próximos a las festividades, según la AMT.

Este aumento se explica, porque las personas cambian sus rutinas. En lugar de salir del trabajo a la casa van de compras, agregó Puga.

Por la falta de tiempo en el transcurso del día, Roberto Ortega decidió ir de compras el lunes pasado a las 18:00. Luego de terminar su jornada tomó su automóvil y se dirigió al Quicentro Sur. Para ingresar y hallar una plaza en el parqueadero esperó 15 minutos.

Usualmente, ese mismo trayecto, lo hace en menos de cinco minutos en un día normal, pero ese día hubo congestión vehicular antes del redondel de la av. Morán Valverde, en la av. Teniente Hugo Ortiz.

En el otro extremo de la ciudad, en las avs. Amazonas y De la República, Carlos Hervas experimentó también este ajetreo típico de la Navidad.

Desde su vivienda ubicada en Las Casas hasta el Mall El Jardín hizo unos 25 minutos, saliendo a las 17:30. Fueron 15 minutos más de los que se toma normalmente. Pero entró sin mayores contratiempos, porque llegó en taxi. Aunque se trataba de una carrera mínima (USD 1,45) canceló 2,50. “Intentaré ya no salir de la casa hasta que sea Nochebuena”.

Para evitar que este sentimiento de aislamiento aflore en esta época de unión familiar, se recomienda tomar medidas de prevención.

En los centros comerciales se recomienda hacer las compras, en lo posible, en las mañanas -antes del mediodía-. Ahí es más fácil movilizarse y hallar una plaza de estacionamiento libre, según las administradoras del Quicentro Sur, Carmen Recalde; y de El Recreo, Marianela Berrazueta.

El martes pasado Érika Ortiz, quien trabaja en Carcelén, ‘sacrificó’ la hora del almuerzo para comprar los regalos pendientes. Llegó al Quicentro Shopping al mediodía, luego de 40 minutos de viaje, compró y salió. No tuvo contratiempos mayores. Incluso contó con ayuda para salir.

En los estacionamientos del Quicentro Shopping, Mall El Jardín, y Cadisan se constató el martes pasado que los guardias retiran, previamente, los comprobantes de pago del parqueadero a los conductores para habilitar las salidas.

Otra opción es aprovechar los horarios extendidos de atención que rigen en estos días. Y si no está de compras y se debe movilizar, mejor evite las zonas aledañas a los centros comerciales, si le resulta conveniente circule por las vías periféricas (avenidas Mariscal Sucre y Simón Bolívar).

Pero no se confíe del todo. Salga con anticipación y considere que en esta temporada aparte de la congestión vehicular por las compras se realizan procesiones y pases del Niño. Hasta este 25 de diciembre están previstas al menos 50 de estas actividades que demandan la ocupación de las vías.

Esto hará que el tránsito vehicular se suspenda de manera temporal. Incluso se podrían aplicar desvíos.

Para orientar a los conductores, en estos días, se contará con el personal operativo de la AMT en su capacidad total. Los agentes civiles de tránsito estarán cerca de los centros comerciales, en las terminales terrestres, en zonas de afluencia masiva (balnearios) y en las procesiones y pases del Niño. Serán 1 700 personas trabajando en turnos especiales hasta el próximo 2 de enero.

Pese al operativo planificado, Darío Tapia, secretario de Movilidad y Julio Puga, directo de Operaciones de la AMT, recomendaron además priorizar el transporte público. Este funcionará de manera regular.

Si va al Centro Histórico recuerde que las plazas de estacionamiento son limitadas. Se cuenta con 1 913 espacios, en siete parqueaderos. Pero en ocasiones resultan insuficientes. Por eso se sugiere planificar las compras, estacionarse en sectores periféricos y evitar dar las vueltas con el vehículo para no causar más tráfico.

La impaciencia y el estrés, característicos de esta temporada festiva, no tienen por qué arruinar estas fechas, mencionó Judith Morejón, máster en terapia familiar.

Para superar el ajetreo y el congestionamiento vehicular, la gente debe canalizar sus emociones y considerar que en esta fecha varias personas -al igual que usted- tienen afán de llevar un detalle para pasar con su familia en Navidad.

NO OLVIDE


Salga con anticipación hacia su destino. En lo posible no deje las compras para el último día previo a la Nochebuena y Navidad.

El servicio de transporte metropolitano (Trolebús, Ecovía y corredores) y buses urbanos operarán normalmente.

Utilice en lo posible transporte público. Así no deberá esperar para ingresar a los estacionamientos en los centros comerciales.

Realice las compras en la mañana. En la tarde y la noche hay más movimiento, la gente acude luego del trabajo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)