9 de agosto de 2014 00:05

Un viaje por la ruta del legado musical lojano

monumento a la música

El monumento a la música está en el barrio San Pedro. Fotos: Lilia Arias/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 1
Lilia Arias. Redactora (I)
larias@elcomercio.com

Loja es conocida en el país por ser cuna de destacados músicos, que compusieron y cantaron famosos temas de pasacalles, pasillos, sanjuanitos...

El turista tiene la oportunidad de conocer este legado, a través de un recorrido que se inicia en el parque histórico del Valle, en el nororiente de la ciudad.

Allí, están los restaurantes de comida como Mama Lola, Los Naranjos, Comida Típica, entre otros, que ofrecen música en vivo los jueves, viernes y sábados. Son artistas locales que, por lo general, interpretan pasillos y pasacalles que son los más solicitados.

Luego de degustar platos como gallina cuyada, cecina, horchata o arveja con guineo, el visitante puede iniciar un recorrido a pie por los bustos de los músicos representativos.

Desde el parque del Valle se toma por la calle Emiliano Ortega y se encuentra el monumento de Salvador Bustamante Celi, uno de los mayores exponentes de la música local.

Desde esta vía se observa las aguas del río Zamora y se escucha a los pájaros, que acompañan en el trayecto. En la caminata aparecen los monumentos de otros intérpretes como Marcos Ochoa Muñoz, Emiliano Ortega Espinoza, Cristóbal Ojeda Dávila y Segundo Cueva Celi. El recorrido dura una hora.

La siguiente parada es el Museo de la Música, que funciona en una casona patrimonial de las calles Bernardo Valdivieso y Rocafuerte, centro de la ciudad. En los pasillos están fotografías de antaño de la urbe y en dos salas se conserva la historia de los 22 músicos lojanos, que se han destacado por sus poemas convertidos en pasillos.

También, se exponen instrumentos como guitarras, violines, trompetas y partituras que los familiares donaron para que fueran admirados por los turistas nacionales y extranjeros. La entrada es gratuita.

En la misma casa colonial está el café musical, que oferta el tradicional tamal o humita con café. Además, se puede solicitar música a la carta de los compositores lojanos.

En un temario bien detallado aparecen el nombre del compositor y el título de la canción. Igualmente, se tiene una asistente que ayuda en la selección. Está abierto de 09:00 a 13:00 y desde las 15:00 hasta las 19:00.

En otra sala, el turista disfruta de las partituras originales de cada canción. Están digitalizadas y se proyectan en un televisor de pantalla plana. Allí, hay sillas para que 15 personas disfruten de esas melodías.

Según Andrea Bustamante, empleada del Museo de la Música, los extranjeros y los expertos y aficionados de la música son los más interesados en observar las partituras.

En el Museo, donde también ensaya la Orquesta Sinfónica de Loja, un estante está lleno de discos de artistas locales. Uno de los más importantes es Talento Lojano, que recopila 27 temas. Este se promociona desde el mes pasado y las canciones fueron seleccionadas el año anterior en la Feria de la Música, que se hizo en la urbe. El disco cuesta USD 5.

A una cuadra y media, en las calles Bolívar y Miguel Riofrío, está el bar Cuna de Artistas. En este espacio, los músicos contemporáneos interpretan géneros actuales y de antaño. El ambiente es acogedor y sus paredes de adobe están decoradas con motivos coloniales.

Esta casona se convirtió en un espacio para disfrutar de la música. En la segunda planta funciona el Coro Santa Cecilia, que se destacó por la interpretación musical en los años 80. Interpretan temas como Alma Lojana y Flor Zamorana.

A Tania Ordóñez, quien vive en Quito, le agrada visitar Cuna de Artistas, cuando llega cada mes a la capital lojana. Para ella, con la música se relaja y siempre recomienda a sus amigos que visiten este sitio. También, asiste a los Jueves Culturales, que se desarrollan en la plaza de San Sebastián.

El Municipio de Loja busca potenciar la Ruta de la Música con las presentaciones de los jueves. Según Paola Ruiz, directora de la Unidad de Turismo, en este espacio hay presentaciones de música y festivales de danza y artes escénicas.

No olvide
A Loja
se llega por avión de Quito o Guayaquil. La carrera de taxi vale USD 25, del aeropuerto de Catamayo a Loja.

Por tierra, el viaje desde Quito dura 10 horas y desde Guayaquil seis horas. El pasaje cuesta USD 14,5 y 12, respectivamente.

En Loja hay hoteles para todos los presupuestos. Los económicos cuestan USD 10 por persona y los costosos, 80.

Hay comida típica y platos a la carta. Se puede encontrar desde USD 5, como la presa de gallina cuyada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)