14 de junio de 2016 13:45

La vía Calacalí-La Independencia está despejada

Mientras duró el cierre de la vía, las filas de autos llenaron más de dos kilómetros en cada sentido. Foto: EL COMERCIO

Mientras duró el cierre de la vía, las filas de autos llenaron más de dos kilómetros en cada sentido. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Jácome

Desde las 11:45, la vía Calacalí-La Independencia se habilitó por completo al tránsito vehicular. La vía permaneció cerrada parcialmente luego del accidente ocurrido a las 07:30 de hoy, martes 14 de junio del 2016, cuando un bus de la cooperativa Kennedy se volcó y dejó como resultado 20 personas heridas, cinco de gravedad.

Byron Huanca, agente metropolitano de tránsito de la parroquia de Nanegalito informó que al lugar asistió un grupo de 14 uniformados para cerrar el carril afectado y realizar contraflujos en ambos sentidos que permitían pasar primero vehículos en sentido Quito -Los Bancos y viceversa.

Mientras duró el cierre, las filas de autos llenaron más de dos kilómetros en cada sentido.

El agente contó que según información preliminar y de acuerdo con el testimonio de pasajeros, el bus habría estado viajando a exceso de velocidad y correteando con una unidad de la Cooperativa Minas por lo que al llegar a la curva del kilómetro 59, perdió estabilidad y se volcó.

Agentes del SIAT llegaron al lugar para recopilar información sobre el accidente. Los 32 pasajeros fueron evaluados y los heridos trasladados al Hospital de Nanegalito. Los más graves fueron llevados a casas de salud de Quito.

El último paciente en abandonar el Hospital de Nanegalito fue un pequeño de tres años, quien viajaba en la unidad junto a sus dos hermanas.

La mayor, de 16 años, se había bajado del bus dos minutos antes de que ocurriera el accidente. La hermana intermedia, de 10 años, iba a dejar al pequeño a una guardería para luego dirigirse a su escuela.

Su abuelo contó que todos los días hacían el mismo recorrido.

Debido al incidente, el menor se rompió la cabeza en dos partes. Visiblemente afectado al abandonar la casa de salud, solo atinaba a preguntar por su mamá y a llorar sin consuelo. El pequeño salió de la sala de emergencias cerca del mediodía.

Su hermana de 10 años fue trasladada al Hospital Pablo Arturo Suárez, en Quito, para realizarle exámenes y descartar golpes internos que pudieran generar complicaciones.

En los exteriores del Hospital de Nanegalito solo quedó Luz Yaselga, de 42 años. Sus sobrinos salieron de su casa ubicada en el barrio Miraflores, rumbo al colegio antes de las 07:00. A las 08:00 la llamaron del hospital para informarle que se habían accidentado.

Ella llegó a la casa de salud y le indicaron que los chicos tenían golpes y que fueron llevados para examinarlos y descartar complicaciones. Hasta las 12:30, buscaba la forma de poder movilizarse a la capital para verificar el estado de salud de sus familiares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)