20 de marzo de 2015 15:57

Una vía de Urcuquí, Imbabura, colapsó tras fuerte lluvia y deja incomunicado a una comunidad

Un deslave provocó la destrucción de 40 metros en la vía San Blas-Timbuyacu. Foto: José Luis Mafla/ EL COMERCIO.

Un deslave provocó la destrucción de 40 metros en la vía San Blas-Timbuyacu. Foto: José Luis Mafla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Washington Benalcázar
Redacción Sierra Norte

Este 20 de marzo del 2015 amaneció aislada la comunidad de Santa Cecilia, cantón Urcuquí, provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador. Tras una fuerte lluvia, la carretera que conecta a la parroquia de San Blas con el balneario de Timbuyacu colapsó. Así explicó Mauro Ponce, vicepresidente de la Junta Parroquial de San Blas.

El prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, acompañado de un grupo de técnicos llegó hasta el lugar. Ahí verificaron que unos 40 metros de la carretera asfaltada se habrían desprendido hacia un precipicio vecino. Este evento provocó que la comunidad de Santa Cecilia, en donde habitan unos 2 500 personas, y las piscinas de Timbuyacu queden aisladas.

Un deslave provocó la destrucción de 40 metros en la vía San Blas-Timbuyacu. Foto: José Luis Mafla/ EL COMERCIO.

Un deslave provocó la destrucción de 40 metros en la vía San Blas-Timbuyacu. Foto: José Luis Mafla/ EL COMERCIO.

Tras una inspección del lugar afectado, Ponce explicó que las precipitaciones habrían provocado el desbordamiento de la acequia San José, que abastece de agua a la Ciudad del Conocimiento, Yachay. El liquido habría provocado el deslave que se llevó una parte de la mesa de la carretera.

Los vecinos del lugar solicitan ayuda urgente. Piden que se rehabilite la antigua vía de ingreso a Santa Cecilia, por Coñaquí, señaló Ponce. Es por ello que el prefecto Jurado se comprometió a arreglar esta vía alterna. También se prevé construir un muro de gaviones para evitar nuevos sucesos.

El asfaltado de la carretera San Blas-Tumbuyacu, de 7,3 km, fue entregado a la comunidad en abril del 2014. Tuvo un costo de USD 1,1 millones.

“La zona afectada era una quebrada que fue rellenada. Sin embargo, al parecer, no fue compactada debidamente”, considera Julio Cruz, alcalde de Urcuquí. También señaló que esta vía estará cerrada hasta nueva orden, para evitar posibles accidentes.

Un deslave provocó la destrucción de 40 metros en la vía San Blas-Timbuyacu. Foto: Cortesía/ Prefectura de Imbabura.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)