12 de enero de 2016 21:53

En la vía Alóag se aplica una técnica de protección con caña y plantas

Un equipo de 57 personas trabaja en este proyecto de iniciativa pública. Foto: EL COMERCIO

Un equipo de 57 personas trabaja en este proyecto de iniciativa pública. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Bolívar Velasco

La composición del suelo a lo largo de los 100 kilómetros que tiene la vía Alóag- Santo Domingo es considerada frágil. En los costados de las vías se encuentran montañas y pendientes que cuando entran en contacto con las lluvias provocan deslizamientos de tierra.

Para proteger a la carretera de estos problemas, se aplica una técnica de reforestación con 1 500 plantas frutales y maderables. Los trabajos los realizan expertos de la Prefectura de Santo Domingo de los Tsáchilas, a la altura del sector San Miguel de la parroquia Alluriquín.

El prefecto, Geovanny Benítez, señaló que el objetivo es mitigar el movimiento de tierra y reducir los niveles de amenaza y riesgo que se producen en cada invierno.

El proyecto contempla la siembra de 5 000 nuevas especies en otros lugares que colindan con la vía Alóag- Santo Domingo el Paraíso y la Unión del Toachi.

Benítez explicó que en principio se construyó un terrazado con
4 000 cañas guadúas de seis metros de largo, con las cuales además se hicieron filtros y vertederos.

Roberto Rodríguez, técnico de la Dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura, señaló que este sistema permite que el agua que desciende de las montañas drene por los conductos, sin causar erosión o desestabilización del terreno.

Emma Granja, moradora del lugar, recordó que los deslaves siempre fueron un problema en la zona. Incluso cortaron el paso de la vía principal en años anteriores y pusieron en riesgo la vida de las familias. Ella cree que el sistema de protección que se ejecuta ha dado resultados hasta el momento. El miércoles y jueves de la semana pasada llovió con intensidad y no se presentaron problemas.

El plan considera que en la parte baja del cerro se sembrarán especies de raíces profundas, como las terminalias, mientras que en la parte superior se realizará un cambio de suelo; es decir, donde anteriormente se producía pasto, se sembrarán árboles frutales y forestales.

Para la próxima semana está previsto el inicio de los trabajos en el sector El Paraíso y luego en Unión del Toachi,

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)