30 de December de 2009 00:00

Las ventas de uvas aumentan en la ciudad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde la mañana de ayer, varias personas acudieron al puesto de frutas de Clara Ruano, en el mercado de Santa Clara, en el norte de la urbe.

Al llegar le preguntaban el costo de cada libra de uvas con el fin de llevarlas a sus hogares y comerlas mañana  antes de la medianoche. Marcela Cueva, cerca de las 11:30, se llevó cuatro libras de uvas para los miembros de su familia que asistirán a su casa para la cena de Año Nuevo.

Cada libra de uvas  tenía un valor de USD 1,50 aproximadamente, ya que todo depende del tamaño y la clase de uva. Por ejemplo, la morada es un poco menos costosa, la libra tiene un precio de USD 1.

Pero la uva verde y la rosada tienen un mayor valor. Ruano dice que las ventas de los racimos de uvas crecen siempre en los últimos días del año. Según ella, pocas personas compran esta fruta antes del 29 porque si no se consume rápido se daña. “A la gente le gusta llevarse las uvas bien frescas, por eso  lo hacen desde el 29”.

De un total de 15 libras por día, que Ruano vende en su puesto del mercado desde hace más de 10 años, la cifra ha aumentado en un 50% en años anteriores. Este año -cuenta la vendedora-  se han vendido muchas libras. “En el transcurso del día y hasta entrada la tarde vienen las personas. Esperemos que en este año ocurra la misma situación”.

Un panorama similar vive en su puesto de frutas Kléver Mina, quien se ubica en algunas calles aledañas al mercado. Este comerciante informal dice que la venta de uvas sube en esta época. “ Las personas no solo compran las uvas para comerlas como un ritual el 31, a las 24:00, también se llevan para ensaladas y  postres”.

Por eso Mina agrega que desde el pasado lunes a su puesto llegan decenas de personas para comprar uvas por libras. A las 12:00 de ayer, Gladys Guerra se acercó a su puesto para comprar dos libras de uva rosada, que le costaron USD 3.

Guerra dice que siempre compra el champán y las uvas días antes del 31para evitar salir de su casa por la congestión. “Las calles siempre están cerradas y a veces no se alcanza a comprar”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)