1 de julio de 2015 18:04

No se podrán vender sánduches o recuerdos del Papa junto al Bicentenario sin permiso

Las puertas del Bicentenario se abrirán para el ingreso de los fieles a las 17:00 del lunes 6 de julio hasta las 09:00 del martes 7 de julio ininterrumpidamente. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO.

Los dueños de viviendas ubicadas en los alrededores del Parque Bicentenario no podrán hacer negocio sin autorización. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Mariela Rosero

Los dueños de viviendas ubicadas en los alrededores del Parque Bicentenario no podrán aprovechar la misa del papa Francisco para hacer negocio. La aclaración la hizo el miércoles 1 de julio del 2015 Marco Murillo, titular de la Agencia Distrital de Comercio de Quito.

Tampoco se permitirá que quienes tienen locales comerciales en esa zona contigua a la antigua terminal aérea decidan cambiar de giro el lunes 6 y martes 7 de julio. Además se evitará la presencia de vendedores ambulantes.

“Haremos un control de Luaes”, dijo Murillo. Esto en relación a la Licencia Metropolitana Única para el ejercicio de Actividades Económicas (Luae). “No se puede hacer un supermercado por todos lados. Entiendo que se quiera mejorar las ventas por esos días. Pero no se permitirá la competencia desleal. Si alguien tiene autorización para vender flores debe dedicarse a ello y no perjudicar a quienes sí cuentan con Luaes para expender comidas y no complicar la situación del vecino. No es justo de lado a lado”.

Esto porque hay propietarios de negocios de productos no perecibles que podrían intentar vender además alimentos, por la cantidad de gente que se espera que asista a la misa campal del Sumo Pontífice, el martes 7 de julio; alrededor de un millón de ciudadanos. Además unos 250 000 pasarían la noche del lunes 6 en el parque.

“Todo el mundo quiere usar sus garajes o el dueño de casa colocar un puesto afuera… Alertamos, habrá sanción por mal uso de espacio público de unos USD 100 y no podrán vender su mercadería, se les retirará. No es que viene el Papa y vendamos sánduches”, precisó Murillo.

El funcionario pidió recordar que hay por lo menos 3 000 ciudadanos, incluso de otras provincias, que se registraron y siguieron un proceso para poder tener un puesto de ventas por la llegada del Sumo Pontífice a Quito. Incluso pagaron regalías y siguieron un curso de capacitación. Por eso tampoco se permitirá que haya venta informal. “Esperamos apelar al espíritu quiteño, no se puede permitir que los visitantes se lleven una mala impresión de la ciudad”.

Según la Agencia Distrital de Comercio, han coordinado con un comité organizador, formado por la Cancillería, la Curia y el Municipio de la capital. De ese modo han avanzado en el proceso de ubicación de ferias en unos 10 puntos cercanos al Bicentenario y El Quinche. Han presentado planes al comité organizador. Estaba previsto que esta tarde tengan una nueva reunión, para revisar los puntos autorizados.

“Esperemos que no se politice, queremos dar una buena imagen como ciudad y anfitriones de este histórico evento. Quiero dejar cosas en claro, hay un tema de coordinación, nuestro plan fue presentado y autorizado. Sancionaremos porque es nuestra competencia el uso del espacio público, no puede otra instancia autorizar ventas en el espacio público”.

El viernes 3 de julio en el Centro de Desarrollo de San Marcos se entregarán las credenciales a unos 3 000 vendedores inscritos, que pasaron los filtros (por ejemplo no ser menor de edad y no pedir más de un puesto). Ese día, al ver el documento se enterarán de qué lugares les fueron asignados, luego de un sorteo.

La Agencia de Comercio controlará no solo la venta sin autorización. También supervisarán quién tiene las credenciales, revisarán la calidad de los alimentos y coordinarán la dotación de baterías sanitarias y basureros. Los vendedores podrán ubicarse desde el domingo 5 hasta el martes 7 de julio.

La Agencia llegó a un acuerdo con siete empresas privadas, que auspiciarán las ferias con carpas y rotulación, para que los sitios sean visibles. Los participantes no solo son comerciantes autónomos, hay emprendedores que quieren iniciar negocios, artesanos y pequeños y medianos empresarios de provincias, además participará el Gobierno nacional con sus programas de desarrollo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)