Venta interna de cocinas de gas será marginal

En los locales comerciales las cocinas de gas bajaron de precio hasta en un 40%.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 64
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 24
Redacción Negocios y Cuenca

La producción nacional de cocinas de gas estará destinada principalmente a la exportación, según fabricantes y comerciantes de estos artículos.

Lo anterior obedece a la aplicación del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) a estos electrodomésticos, lo que duplicará su precio en el mercado, según la Ley de Incentivos a la Producción y Prevención del Fraude Fiscal, aprobada por la Asamblea el lunes pasado.
El texto además determina el retiro del IVA y el Impuesto a la Salida de Dividas (ISD) para las cocinas de inducción.


El Gobierno busca que la ciudadanía deje de usar cocinas de gas, lo que ha ocasionado una caída en su producción y ventas de entre el 50 y el 80%.
Si a esto se añade el nuevo impuesto del 100% de ICE, su oferta podría llegar a desaparecer, señala el gerente de Concresa, Marco Rosero.


Aunque en los últimos seis meses la venta de cocinas de gas se recuperó ligeramente, debido a las promociones de los fabricantes. Una cocina de gas de cuatro quemadores bajó su costo de USD 400 a 250, dice Rosero.

Con ello coincide el gerente de almacenes Docu Hogar, Jorge Guayasamín, quien indica que una cocina Indurama de cinco quemadores bajó de USD 900 a 540.
Es decir que los precios de las cocina a gas llegaron a bajar hasta en un 40%.

Por ello, Rosero destaca que las ventas de las cocinas de gas se levantaron ligeramente. Espera vender hasta final del año alrededor de 150 unidades.
Sin embargo, este número no se compara a un diciembre regular como en el 2012 -antes del anuncio del Gobierno de cambiar del gas a la electricidad- cuando llegó a vender 500 cocinas de gas. 
En contraste, la compra de cocinas eléctricas de inducción ha venido aumentando.

Rosero espera colocar alrededor de 100 durante este mes.
 Con el último anuncio del poner un 100% de ICE se esperan vender las últimas cocinas de gas en stock antes de que suban los precios, señala.


Pero el próximo año prácticamente ya no espera ofrecer más cocinas de gas. “A los compradores ya no les quedará más que comprar las cocinas de inducción”, advierte.


Guayasamín indica que paulatinamente las cocinas de inducción van teniendo más entrada debido a las ventajas de financiamiento que ofrece el Gobierno: hasta tres años con una tasa de interés del 7%, por debajo de los costos que promocionan los almacenes. 
Pero pese a que ha habido un aumento en la venta de cocinas de inducción, en locales del centro de Quito la venta de cocinas de gas todavía es mayor en número de unidades.

Édison Cando, propietario del local de Electrocentro, ubicado en el centro de la ciudad, comentó que por cada 10 cocinas de gas que vende, una o dos son de inducción. Sin embargo, aclara que las cocinas de gas que se demandan son las económicas, de cuatro quemadores y con un precio que oscila entre USD 150 y 200. 
No le preocupa los nuevos impuestos, pues espera vender las 40 cocinas que aún tiene en bodega hasta fines de este mes.


Juan Cando, gerente de Electrohome, dice que una de las barreras es la falta de conexiones eléctricas adecuadas en los hogares para las cocinas eficientes, que requieren 220 de voltaje de energía.

“Nos dicen que los dueños de casa no quieren ajustar las conexiones entonces se llevan las de gas”, cometa Cando.


Otra traba, señala, es el precio. La gente busca cocinas de inducción con horno y el precio de estos electrodomésticos bordea los USD 650.

Fabricantes esperan despunte de la demanda

Los fabricantes nacionales de línea blanca esperan que el con las medidas tomadas por el Gobierno, la demanda de cocinas de inducción termine finalmente de despuntar.


El gerente de Induglob (Indurama), Juan Pablo Vela, indica que la empresa produce actualmente entre 15 000 y 
20 000 unidades al mes de nueve modelos. Y ahora espera una respuesta de los consumidores para subir la producción.
Por otro lado, Vela dice que la fabricación de cocinas de gas se centrará en el mercado de exportación.

“Pero debemos cuidar que no haya afectaciones a la competitividad porque es producto de exportación importante del país”. 
La empresa exporta 180 000 unidades al año, que llegan a más de 20 países.

En el mercado nacional hay un descenso importante en las ventas con una caída que bordea el 50%.


El gerente de Ecasa, Mario Esteban Espinosa, explicó ayer que desde hace 60 días ya no producen más cocinas de gas y que a partir de enero próximo aumentará su producción de 350 a 700 cocinas de inducción.


Hasta la fecha, dice, se ha vendido cerca de 10 000 cocinas de inducción con el sistema puerta a puerta . En las próximas semanas prevé vender alrededor de 30 000 cocinas más.

En contexto

El Gobierno tiene previsto hasta el 2018 reemplazar 3,8 millones de cocinas de gas por cocinas de inducción. Actualmente, se han vendido cerca de 50 000 cocinas de inducción pero en abril se esperan entregar otras 500 000 cocinas para las beneficiarias del bono.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (2)