13 de noviembre de 2015 00:00

La venta de cocinas de inducción todavía registra altibajos

En uno de los locales de La Ganga del norte de Quito se ofertan modelos de cocinas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En uno de los locales de La Ganga del norte de Quito se ofertan modelos de cocinas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 58
Washington Paspuel

La demanda por las cocinas de inducción todavía no se ha consolidado. El plan de sustitución se puso en marcha desde agosto del 2014, con la distribución en los locales de electrodomésticos y a través de las empresas eléctricas. Luego de 15 meses de comercialización, la venta de las encimeras es irregular, aunque registró un incremento.

Según las comercializadoras, uno de los frenos para su mayor oferta sigue siendo el temor al mayor costo que pudiera implicar en la planilla eléctrica. Esto, pese a que el plan de sustitución incluye un subsidio para quienes hacen el cambio de sus cocinas a gas. Entre junio del 2014 y noviembre pasado se vendieron 223 095 cocinas de inducción. El 85% se adquirió a través del programa de sustitución.

Las ventas fuera del programa –de quienes no se acogen al subsidio eléctrico- evidencian una tendencia a la baja. En junio pasado se vendieron 1 700 unidades, pero en septiembre descendieron a 1 300 unidades, y se recuperaron a 1 500 unidades en octubre último.

En los almacenes de electrodomésticos visitados por este Diario, en Quito y Guayaquil, también se constataron ventas irregulares. Juan Cando, propietario de la tienda Electrocentro, ubicada en el centro de Quito ofrece modelos de cocinas y encimeras de marcas nacionales como Indurama, Electrolux y Ecogas. Allí los precios de las cocinas con horno oscilan entre USD 280 y 580; mientras que el de las encimeras promedia los USD 280. Según Cando, desde octubre pasado registra en su negocio una reducción en la venta pese a que, a su criterio, los precios son asequibles.

En su negocio, desde abril pasado se vendía un promedio mensual de 16 cocinas, pero desde octubre bajó a cuatro. El comerciante culpa del “bajón” a la “difícil situación económica del país”, y a que los compradores creen que el costo del consumo eléctrico se elevará. Este local también dispone de cocinas de gas importadas, cuyas ventas son cuatro veces mayores a las de inducción.

En el almacén Marogar, en el centro de Quito, se ofertaban modelos de cocinas de inducción de las marcas Indurama, Ecogas y Mabe. Los precios allí oscilaban entre USD 570 y 600.

En ese lugar se comercializaban desde marzo pasado unas ocho al mes. Kléver Véliz, administrador del establecimiento mencionó que el flujo de ventas no resultó el que esperaba. “Por eso hasta diciembre no nos abasteceremos de más mercadería”.

En otras cadenas comerciales de la capital, la demanda de las cocinas de inducción sí aumentó. Es el caso de uno de los locales de Almacenes La Ganga, ubicado en el norte. En este establecimiento solo se venden cocinas de inducción de fabricación nacional, de las marcas Mabe, Indurama y Haceb. “La demanda de encimeras se incrementó estos últimos meses, especialmente la de 24 pulgadas, que tiene un valor al público de USD 279 en promedio”, señaló Kléver Ruiz, ejecutivo de este local.

En los locales de electrodomésticos de varios puntos de Guayaquil, la oferta de modelos de cocinas de inducción subsidiadas a través de las planillas de luz es escasa. En locales visitados en el Puerto Principal, la mayoría disponían solo de dos modelos disponibles con el subsidio. En uno de los locales de Almacenes Comandato de la av. 9 de Octubre, de entre ocho modelos diferentes en exhibición, solo dos, de las marcas Haceb e Indurama estaban disponibles para su compra con el subsidio.

En uno de los locales de Almacenes La Ganga se exhibían tres modelos con horno y de cuatro puntos de inducción de la marca nacional Indurama. Maryuri Almeida, administrador de este local, contó que las ventas de las cocinas de inducción que se pagan a través de la planilla de energía eléctrica no se han detenido, pese a los anuncios de la venta de las cocinas importadas de China.

Las opciones de cocinas sin el subsidio son mayores. En el almacén matriz de Créditos Económicos en el centro de Guayaquil, las opciones de oscilaban entre los USD 269 hasta los 414.

Los negocios están a la expectativa del inicio de las ventas de las cocinas chinas a partir del próximo lunes. Se trata de 130 000 ‘kits’ de cocinas que se las venderá a través de la empresas eléctricas del país.

Los modelos

*Las cocinas de inducción con horno y con el subsidio eléctrico se ofertan desde los USD 680 de contado.

*Las encimeras se comercializan en modelos de dos, tres y hasta cuatro puntos de inducción, importadas y nacionales.

*El subsidio para quienes compran las cocinas de inducción a través del plan estatal es de 80 kilovatios-hora al mes.

*Las ventas  de cocinas a gas importadas se mantiene en muchos negocios, pese a que el ICE a este ítem subió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)