18 de December de 2009 00:00

La venta de carne disminuye en Ambato, por los cortes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro

Jéssica Carvajal dice que está preocupada. Ella vende pollos en el mercado Modelo desde hace más de 10  años. Dice que la restricción de energía eléctrica afecta a su negocio. La semana pasada botó a la basura seis pollos. “Estaban verdes y olían mal. Este producto necesita refrigeración permanente. Los cortes de energía duran dos y tres horas”.

En el mercado hay 30 locales que ofertan pollos, carne de res, de chancho, de borrego y embutidos. En cada uno hay congeladores y ganchos metálicos, donde se exhibe la carne.

Gabriela Ojeda vende carne y embutidos. Antes de los cortes de energía comercializaba 30 libras de carne. En los últimos días vende 10 libras.

Comenta que los pedidos de sus clientes disminuyeron. “La gente afirma que tiene problemas para refrigerar la carne. Pese a ello, aún tengo clientes por las fiestas de Navidad. Pero cuando llegue enero estaré fregada”.

Además, señala que cuando hay cortes las personas  no ingresan al mercado por temor a que les roben. “Aquí es muy oscuro cuando se va la luz. Nadie viene. Durante las tres horas del corte de energía estamos cruzadas de brazos”, comenta.

Las comerciantes piden que la Policía vigile el mercado ubicado en el centro de la urbe. Carmen León, cliente de Ojeda, explica que debe ir al mercado temprano para comprar la carne fresca.

Clara Manosalvas es otra comerciante que tiene su puesto en ese centro de acopio. Explica que la semana pasada botó 20 libras de carne. “Estaba negra. En estos días hace más  calor y es indispensable que el producto esté en la refrigeradora. Perdemos mucho dinero con estos apagones”.

Señala que ya no compra embutidos porque consumirlos sin refrigeración ocasiona infecciones digestivas. En Biogourmet, el supermercado de carnes más grande de la ciudad, se aplican medidas para evitar que el producto se dañe.

Diego Moya, jefe administrativo del local, indica que compraron una planta generadora. “Esta planta no abastece a todos los congeladores. Por eso, decidimos tener algunos prendidos para dar una buena atención”. Este mes, la venta en el supermercado bajó en un 40%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)