20 de febrero de 2015 11:22

Con telón de fondo de escasez, Maduro redobla ofensiva contra opositores como Ledezma

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 83
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia AFP

El gobierno venezolano, que con el telón de fondo de escasez de alimentos y medicinas viene denunciando complots e intentos de magnicidio, redobló su ofensiva contra el ala radical opositora cuando los servicios de inteligencia detuvieron el jueves, 19 de febrero,  al alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma.

Ledezma, llevado a las instalaciones del espionaje interno, es el segundo de los tres principales líderes radicales en prisión. Esta semana cumplió un año preso Leopoldo López, mientras que es investigada, pero en libertad, la destituida diputada María Machado, quien convocó este viernes a un mitin en apoyo al alcalde detenido.

El jueves, en una cadena nacional de más de dos horas iniciada poco después de la detención, el presidente Nicolás Maduro informó que Ledezma será "procesado por la justicia venezolana para que responda por todos los delitos cometidos contra la paz del país, la seguridad, la Constitución".

Maduro justificó las acusaciones con un anuncio pagado publicado hace una semana en la prensa, con la firma de estos líderes radicales, en el que planteaban la necesidad de una transición democrática y proponían medidas económicas.

"Estos días, que tanto se habla de golpe de Estado, estamos en presencia de un golpe desde el Estado", ya que Ledezma "es un gobernante legítimo electo" denunció este viernes, 20 de febrero de 2015, el secretario general de la coalición opositora MUD, Jesús Torrealba.

El heredero político de Hugo Chávez ha jalonado sus dos años de gestión con reiteradas denuncias sobre planes golpistas e intentos de magnicidio, con el telón de fondo de una progresiva crisis económica, inflación, devaluaciones encubiertas, penuria de bienes básicos y desplome de su popularidad hasta un 20%.

"Apresar a los dirigentes opositores puede desviar momentáneamente la atención del problema económico pero sólo los empeorará", reaccionó la noche del jueves el prestigioso analista político Luis Vicente León, titular de la firma Datanálisis.

También Estados Unidos, acusado frecuentemente por el gobierno chavista, rechazó anoche las imputaciones y pidió a las autoridades venezolanas "dejar de intentar distraer la atención de los problemas económicos y políticos del país", según una declaración del portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

"Los señalamientos hechos por el gobierno venezolano de que Estados Unidos está involucrado en conspirar en un golpe y la desestabilización (de ese país) no tienen basamento y son falsas", agregó Psaki.

Detención espectacular

Casi un centenar de elementos de fuerzas de asalto de los servicios de inteligencia, encapuchados, con chalecos antibalas y armas largas, irrumpieron entrada la tarde del jueves en la oficina particular de Ledezma, rompieron la puerta y se lo llevaron detenido.

"El alcalde se encuentra retenido en la sede del Sebin (Servicio de Inteligencia). Tuve una conversación muy breve con el alcalde en compañía de su esposa, y no se nos informó el motivo específico de la detención", dijo este viernes su abogado, Omar Estacio, al canal Globovisión.

Ledezma debería ser presentado en no más de 48 horas a un tribunal que decidirá su futuro.

De 59 años y militante de la Alianza Bravo Pueblo, Ledezma es uno de los veteranos de la oposición. Fue electo en 2009 y reelecto en 2013 alcalde mayor de Caracas, que agrupa a cinco municipios metropolitanos, pero su función ha sido progresivamente limitada ya que el gobierno nacional restringió sus atribuciones y las reasignó a otros cargos ocupados por sus fieles.

El otro dirigente radical detenido, Leopoldo López, acusado por promover la violencia en las protestas de comienzos de 2014 que dejaron 43 muertos, cumple un año en la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, sometido a un lento juicio.

Tímida protesta

El arresto de Ledezma motivó la noche del jueves tímidos y espontáneos golpeteos de cacerolas desde las ventanas de domicilios, en una Caracas que parece cada vez más reticente a participar en protestas callejeras.

La decisión de autorizar a los cuerpos de seguridad el uso de "fuerza mortal" para controlar el orden público firmada a fin de enero por el influyente general Vladimir Padrino López  -ministro de Defensa y jefe del Comando Estratégico Operacional - parece obrar como disuasivo a las manifestaciones.

En sus frecuentes intervenciones televisivas en cadena -casi cotidianas, al punto que en 2014 hubo casi 200 horas de transmisión obligatoria- Maduro gusta de vapulear a sus opositores recurriendo a expresiones populares y a veces bautizándolos con motes linderos con la vulgaridad.

Ledezma es frecuentemente definido como "El Vampiro", López como "el Monstruo de Ramo Verde" y la ex diputada Machado como "La Pelucona" (oligarca), expresiones que suelen arrancar aplausos y vivas de los cuadros y militantes que asisten a los actos presidenciales, muchos uniformados con el color rojo sangre que identifica al partido gobernante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)