25 de March de 2010 00:00

En Venezuela, todos los días de Semana Santa serán de feriado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

AFP

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que todos los días de la Semana Santa, que comienza el lunes, serán feriados con el fin de ahorrar electricidad, una medida criticada por los empresarios, que la consideran inútil para paliar la crisis que vive el país.

“Hemos decretado feriado lunes, martes y miércoles. Toda la Semana Santa va a ser feriada”, dijo Chávez, de forma inesperada, durante un acto público el miércoles con deportistas venezolanos.

Esta medida es la más radical desde la declaración por parte del Ejecutivo del estado de emergencia eléctrica a principios de febrero. Desde hace meses, Venezuela, gran potencia energética de América del Sur, atraviesa una severa crisis eléctrica, atribuida por el gobierno al elevado consumo y la falta de lluvias en el país.

“El objetivo fundamental no es la flojera (la vagancia), sino ahorrar energía (...) Hay que ahorrar. No se olvide nadie de apagar la luz y cerrar el grifo del agua”, agregó Chávez el miércoles.

En Venezuela, un país mayoritariamente católico, eran feriados hasta el miércoles sólo el jueves y viernes de la Semana Santa.

Horas después del anuncio del jefe de Estado, el vicepresidente Elías Jaua anunció que no todo el mundo podrá disfrutar de estos días festivos. Según el responsable quedan fuera del decreto las compañías de telecomunicaciones, supermercados, hospitales, farmacias, medios de comunicación, bancos, hoteles, sitios de esparcimiento, al igual que las empresas de servicio y transporte público.

Jaua explicó que estos días feriados van a reducir el turbinado de la represa del Guri, donde se realizarán trabajos de mantenimiento, y servirán además para preservar los niveles de agua del embalse.

Según datos oficiales, el nivel de la represa del Guri (sureste) , responsable de más del 70% de la electricidad generada en Venezuela, se aproxima a su “zona de emergencia” ya que su nivel baja inexorablemente una media de 13 o 14 centímetros por día.

Tras anunciarse la medida, el presidente de la patronal Fedecámaras, Noel Alvarez, calificó esta decisión de “populista” y “poco efectiva para el ahorro energético”.

“El mayor consumo de electricidad se registra justamente en los hogares y si durante los tres días feriados más personas estarán en sus casas, el efecto podría ser contrario a lo que espera” el gobierno, explicó, en un comunicado.

“Todos los ciudadanos estamos pagando con grandes sacrificios por la ineficiencia del gobierno, que no supo gerenciar ni invertir los recursos necesarios”, criticó.

En la misma línea, el responsable del sector comercial, Consecomercio, Fernando Morgado, recalcó, en declaraciones a la prensa local, que en medio de la crisis, es cuando mayor debería ser el esfuerzo “para seguir trabajando”.

Desde febrero, todos los venezolanos están sometidos a un importante racionamiento eléctrico. Esta semana, el gobierno venezolano suspendió por 24 horas el suministro a 96 empresas y comercios que no redujeron su consumo eléctrico en un 20%, como lo estableció un decreto.

Además, las autoridades han instado a los usuarios particulares a reducir en al menos un 10% su consumo y previeron multas para quienes no lo lleven a cabo.

En diversos puntos del país, aunque no en la capital, el gobierno realiza también desde principios de año cortes programados en el suministro eléctrico.

La demanda de energía eléctrica en Venezuela es la más alta de la región según las autoridades del país y supera en aproximadamente 1 000 (megavatios) MW la generación diaria, que ronda los 16 200 MW.

El gobierno, que nacionalizó el sector eléctrico en 2007 prevé duplicar la capacidad de generación hasta 2015, cuando se habrá incrementado la oferta con 15 000 MW nuevos, principalmente procedentes de termoeléctricas. Cada MW adicional costará al Ejecutivo un millón de dólares, según cifras oficiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)