5 de diciembre de 2015 11:07

Los venezolanos votan una nueva Asamblea Nacional

Un miembro de mesa electoral trabaja en una máquina de votación el viernes 4 de diciembre del 2015, durante los preparativos para las elecciones en Caracas (Venezuela). Foito: EFE

Un miembro de mesa electoral trabaja en una máquina de votación el viernes 4 de diciembre del 2015, durante los preparativos para las elecciones en Caracas (Venezuela). Foito: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia DPA

Los venezolanos votarán mañana domingo (6 de diciembre del 2015) para elegir los 167 diputados de la nueva Asamblea Nacional (Congreso unicameral), en unos comicios en los que el oficialismo se juega la hegemonía que ha mantenido en la última década en el foro legislativo.

Más de 19 millones de electores están habilitados para votar a 111 diputados por nombres y apellidos, 53 por listas de partidos y tres diputados indígenas para el período legislativo entre 2016 y 2021.

Serán elecciones en 87 circuitos electorales del país, pero la oposición ha sugerido que sea una votación con carácter plebiscitario sobre la gestión de gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Aunque las encuestas dan a la oposición como favorita en intención de voto, el oficialismo asegura haber recortado la diferencia en la campaña electoral, en medio de la movilización de la maquinaria "roja" del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) denunció el aparente ventajismo del oficialismo, por el uso durante la campaña de recursos del Estado y el predominio de sus candidatos en los medios oficiales.

Tras una campaña de 15 días, los sectores políticos respetaron la veda de mensajes partidistas que rige desde el viernes y llamaron al pueblo a votar desde temprano y en tranquilidad.

En los últimos 10 años el oficialismo ha mantenido la hegemonía en la Asamblea, desde que en 2005 la oposición boicoteó las elecciones por desconfianza con el órgano electoral, lo que propició una mayoría absoluta de los partidarios del entonces presidente Hugo Chávez en la cámara.

Por primera vez la oposición se presenta a las elecciones con ventaja en la intención del voto, que según las encuestas es superior a 10 puntos.

El secretario ejecutivo de La MUD, Jesús Torrealba, dijo que el propio pueblo le ha dado a las elecciones un carácter plebiscitario frente a la gestión económica del Gobierno, que ha tenido problemas para contener la inflación y normalizar la distribución de bienes de consumo en los mercados ante la prolongada escasez.

Aunque Maduro dijo durante la campaña que si sus candidatos pierden la elección saldrá a la calle a luchar junto al pueblo, el viernes aseguró que respetará los resultados, al tiempo que llamó al país a votar masivamente y a esperar los resultados en paz.

Señaló que la campaña electoral para los comicios fue "ejemplar" y que un "incidente mafioso", en el que murió un dirigente político, se intentó usar para "decir que en Venezuela no hay libertad ni garantías". "Yo invito a toda Venezuela desde temprano a colmar los centros electorales, a ejercer su poder, su voluntad absoluta, a elegir diputadas y diputados de la nueva Asamblea Nacional y a esperar los resultados en paz.

Llamo a convertir las elecciones en una fiesta de convivencia", señaló en un acto oficial. Maduro señaló que toda Venezuela debe decir "amén" cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuncie los resultados que expresen "legal y constitucionalmente" la voluntad popular. "Queremos paz y reconoceremos los resultados que dé el poder electoral. Yo como presidente y como comandante en jefe de la Fuerza Armada, seré el primero en reconocer los resultados emanados de la voluntad popular, anunciados legal y constitucionalmente por el poder electoral. Diré amén. Será la victoria de la paz", aseveró.

La oposición también llamó a sus partidarios a votar masivamente y en paz, indicando que podrán ver en tiempo real el desarrollo de las elecciones.

Dirigentes de la MUD descartaron un fraude electoral, aunque llamaron a cuidar los votos en los centros electorales, donde después del cierre del proceso se procede a contar una muestra de votos en cada mesa. Una misión de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) acompañará las elecciones, que se sumarán a los veedores invitados por la oposición, entre ellos 97 legisladores latinoamericanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)