26 de marzo de 2018 20:33

UNA vende 42 000 toneladas de arroz a empresa privada

Proaño dijo que prácticamente todo el arroz disponible en los silos estaban vendidos.Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Proaño dijo que prácticamente todo el arroz disponible en los silos estaban vendidos.Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
María Angelina Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El gerente general de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA), Paulo Proaño, aseguró que vendió el ‘stock’ de 42 000 toneladas de arroz en cáscara que posee la empresa pública en las plantas de Daule, Babahoyo, Quevedo y Ventanas.

La comercialización se realizó durante febrero del 2018 a una compañía privada nacional cuya intención es exportar el producto a Colombia, agregó Proaño este lunes 26 de marzo del 2018 durante una rueda de prensa ofrecida en la Gobernación del Guayas junto a Edisson Garzón, presidente del Directorio de la Empresa Coordinadora de las Empresas Públicas (EMCO-EP).

A inicios de este mes, Proaño había informado que había "negociaciones" para la venta del arroz. E incluso el ministro de Agricultura, Rubén Flores, señaló en una entrevista con este Diario que lo vendido alcanzaba 130 toneladas a compradores de Colombia y que en los próximos días sandrían otras 6 000 toneladas adicionales a precio de mercado.

Proaño dijo que prácticamente todo el arroz disponible en los silos estaban vendidos.

De acuerdo con Proaño, el precio de venta fue de USD 35,55 la saca de 200 libras, es decir, USD 0,05 por encima del precio mínimo de sustentación que es el que cancela al agricultor por la gramínea.

Este margen de ganancia, añadió el gerente de la UNA, estará destinado a absorber la cosecha de arroz de invierno de este año y a generar liquidez a la empresa, pues deben cancelar a proveedores.

Hasta el momento, los silos de la UNA no están desocupados, pues el proceso de liberación tomará al menos dos y tres meses, de acuerdo con Proaño. A pesar de ello aseguró que esto no afectará el proceso de compra para la próxima cosecha.

“El pequeño agricultor tiene que estar tranquilo”, dijo. Y agregó que trabajan en la posibilidad de tener centros de acopio en varios lugares para facilitar el proceso al productor.

Esperan poder cancelar la deuda pendiente con los agricultores, que Proaño señala asciende a USD 1,5 millones, en las próximas dos semanas.

Sostuvo que se reunirán con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para trabajar en pagos pendiente que el ente mantiene con la UNA por cerca de USD 27 millones.
La UNA posee aún, además, 15 000 toneladas de arroz pilado en Quito, aseguró el gerente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)