26 de January de 2010 00:00

Velasco, García y Flor se excusan del caso Filanbanco

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

La designación de tres conjueces ocasionales para que continúen el trámite del juicio contra los ex administradores de  Filanbanco  resultó fallida.
 
El viernes,  el presidente  de la Corte Nacional de Justicia, José Vicente Troya, designó como conjueces del caso a los juristas Jaime Velasco Dávila, Galo García Feraud y Jaime Flor Rubianes. Lo hizo luego de que el Consejo de la Judicatura suspendiera el martes pasado (por 90 días) a los conjueces Walter Mazzini, Edwin Salazar y Mario Rojas.



Las penas de los delitos
La revocatoria   de la providencia dictada por los conjueces suspendidos,  solicitada por el Procurador y el Fiscal General, no tiene plazo para resolverse.  
El delito de peculado,  con el cual la ex Corte Suprema de Justicia acusó a los hermanos Isaías, es  reprimido  con reclusión  de 4 a 8 años, y es imprescriptible.
La falsificación   de balances, fijada por los conjueces, se castiga con prisión de 2 a 5 años. Prescribe en el doble de la pena. 

Sin embargo, ayer, Velasco, García y Flor se excusaron de participar como conjueces. Con ello, no podrá ejecutoriarse ni aplicarse la providencia dictada el 15 de enero por Mazzini, Salazar y Rojas, quienes -como integrantes de la Primera Sala Penal de la Corte-, cambiaron el delito en el juicio que investiga a los hermanos Roberto y William Isaías, ex administradores de Filanbanco hasta 1998, por el mal uso de 1 000 millones de sucres y USD 150 millones que recibieron del Estado.

Dejaron de acusarlos por el delito de peculado, como lo señaló en marzo de 2003 el entonces presidente de la Corte Suprema, Armando Bermeo, para acusarlos  por falsificación de balances.

El fallo de los conjueces Mazzini,  Rojas y  Salazar está en suspenso, hasta que se resuelva su revocatoria, presentada por el procurador del
Estado, Diego García, y el fiscal general, Washington Pesántez. Ese recurso deberá se tramitado y resuelto por los nuevos conjueces ocasionales.

Troya designó a Velasco, García y Flor sin pedir su consentimiento previo. Lo hizo con base en el art. 11 de la Resolución Sustitutiva sobre la
Conformación de la Corte Nacional, del 22 de diciembre de 2008. Allí se establece: “en los casos de falta de conjueces permanentes se  llamará a conjueces ocasionales para conocer determinada causa. La designación corresponderá a los jueces titulares de la Sala donde se sustancia la causa y a falta de estos, al Presidente del Tribunal”.

Los jueces titulares de la Primera Sala fueron recusados por la defensa de los Isaías. Así, ellos no pueden designar conjueces. Le corresponde al titular de la Corte.

Hasta las 18:00 de ayer  este Diario buscó una reacción de Troya, para conocer cuándo nombrará al nuevo grupo de conjueces ocasionales del caso Filanbanco.  En la  Asesoría Jurídica se informó que aún no se recibía una respuesta oficial de los juristas.

Velasco, ex presidente de la ex Corte Suprema, dijo que recién a las 15:30 de ayer fue notificado con la designación. “Mi respuesta es que no aceptó la designación de conjuez ocasional”, dijo a este Diario. ¿Por qué? “Porque en octubre del 2008, cuando se conformó la Corte Nacional, resulté sorteado para integrar ese Tribunal y como había decidido no ser parte de una Corte transitoria no acepté esa designación”. Por tanto, agregó, “coherente con mi decisión del 2008, no puedo aceptar que me hayan designado juez ocasional de esa Corte Nacional”.

García dijo que se excusará  porque se encuentra impedido de intervenir en cualquier causa en la que intervenga o sea parte la Procuraduría  del Estado, porque el procurador es su hijo,  Diego García. Además, argumentó  que no es un experto en materia penal y que está dedicado a la práctica profesional privada y a la cátedra. Presentará su excusa la próxima semana, a su retorno al país.

Jaime Flor, ex juez de la III Sala Penal de la Corte  de Pichincha, tampoco aceptará. Flor es contralor procesal del Banco Pichincha. El vocero de esa entidad bancaria, Abel Castillo, manifestó ayer a este Diario: “Al doctor  Flor le propusieron como conjuez ocasional, pero no aceptó”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)