26 de marzo de 2017 00:00

Los vehículos SUV ganaron participación en el mercado

En Importadora Tomebamba de Cuenca, concesionario de Toyota, los vehículos SUV tienen más demanda. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

En Importadora Tomebamba de Cuenca, concesionario de Toyota, los vehículos SUV tienen más demanda. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 5
Contento 10
Giovanni Astudillo y Valeria Heredia (I)

Los automóviles son los tipos de vehículos que más se comercializan en el Ecuador, pero tienen un competidor que ganó espacio este año: los utilitarios o denominados SUV.

En los dos primeros meses del 2017 se vendieron 11 888 automotores, que representaron un 50,3% más con respecto al mismo período del 2016, según datos de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade). Del total de transacciones de ese bimestre, el 42% correspondió a automóviles livianos y el 31,69% a SUV.


Esta última categoría ganó cinco puntos de participación en el mercado. Los automóviles (sedán y coupé) prácticamente mantuvieron su participación y el resto de segmentos bajó.

Para el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae), David Molina, los automóviles son más demandados porque, por lo general, cuestan menos y tienen un motor pequeño (cilindraje promedio de 1 500 cm3), lo que ayuda a reducir el consumo de combustible.
Molina agrega que el 74% de los automóviles vendidos, ya sean ensamblados en el país o importados, cuestan de USD 15 000 a 20 000.

En el caso del segmento SUV los más demandados valen entre los USD 19 990 y 30 000.
Según Pietro Pilo Pais, gerente de Operaciones de Ambacar, que comercializa la marca china Great Wall, los SUV comienzan a ser cada vez más competitivos en términos de precios. La empresa tiene varios modelos en este segmento, pero el Great Wall M4 fue su principal apuesta en el 2016. Es un SUV ensamblado en el país, que vale USD 19 990 (incluido IVA).


“El precio es cómodo para un vehículo que cuenta con equipamiento, espacio y seguridad”, dice. Esta marca lanzó hace 15 días otro modelo en este segmento: el Great Wall H6 con un precio de USD 26 990 (incluido IVA).


En enero y febrero pasados, Ambacar vendió 300 SUV. En el mismo período del año pasado fueron 50.
Rubén Cuenca, gerente de Loja Car (concesionario de las marcas Renault y Nissan), dice que los SUV son demandados porque en el mercado hay diversas opciones económicas. En su caso oferta el Nissan Kicks, que cuesta USD 31 000.


Cuenca agrega que las ventas de este segmento también crecieron porque los ecuatorianos aspiran a tener vehículos más altos por comodidad y para recorrer los diferentes tipos de carreteras del país.
Una apreciación similar tienen los representantes de Hyundai, firma que comercializó 122 unidades de SUV en los dos primeros meses del año. Su modelo más demandado en esta categoría es el Tucson, que cuesta USD 34 990.


La Cinae hizo una proyección de ventas. De acuerdo con sus cálculos, este año se venderán entre 72 000 y 74 000 unidades, una cantidad mayor que el 2016, pero menor que períodos anteriores. En el 2014 se comercializaron 120 000 y el 2015 fueron 82 000.
Según Molina, pese a que la economía aún está en su ciclo bajo, el mercado se estabilizó en cerca de 6 000 unidades vendidas cada mes desde octubre pasado.

Esto responde a varios factores como una mayor liquidez en la economía, ofertas y precios especiales en el mercado y la liberalización de los cupos, que en la práctica está vigente desde octubre del 2016 y que “permitió incrementar el ‘stock’ de vehículos”.


De acuerdo con Aeade, en enero pasado el sector financiero tuvo una disponibilidad de USD 191 millones para préstamos de consumo, incluido vehículos. En el mismo mes del 2016 fueron 120 millones.
Según Cuenca, de Loja Car, “hay una reactivación de las líneas de créditos, por lo que las personas se interesan en invertir en vehículos”.

En Loja Car, el 30% de las ventas son al contado y el resto a crédito.
Sus clientes dan cuotas iniciales bajas y buscan el mayor plazo (cinco años). Las ventas de este año en su negocio han crecido un 30% frente al 2016.
Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de Aeade, asegura que no se puede hablar de una recuperación. “Comparar las ventas con los primeros meses del 2016, no permite tener una visión certera sobre el estado del sector automotor”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (2)