19 de marzo de 2016 17:30

El caso de los 46 vehículos de lujo deriva en investigaciones en la ANT y en controles fronterizos

Alexis Eskandani (i.), Diego Fuentes (c) y Freddy Ramos (d) durante la rueda de prensa este viernes 18 de marzo. Foto: Fernando Medina / EL COMERCIO

Alexis Eskandani (i.), Diego Fuentes (c) y Freddy Ramos (d) durante la rueda de prensa este viernes 18 de marzo. Foto: Fernando Medina / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Fernando Medina

Nuevos detalles se conocieron con relación a los vehículos de lujo que fueron decomisados la madrugada de este viernes, 18 de marzo del 2016 en Quito. En una rueda de prensa, el viceministro del Interior, Diego Fuentes y el subdirector de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Alexis Eskandani, explicaron cómo los autos eran registrados en el sistema de la ANT para luego ser comercializados por redes sociales y patios de compra y venta de vehículos.

Según los funcionarios, entre las nueve personas que fueron detenidas en el operativo, dos eran exfuncionarios de la Agencia. Eskandani señaló que estas personas trabajaban en áreas que tenían acceso directo al registro de vehículos; pero, fueron desvinculados de la Agencia de Tránsito, en marzo y julio del año pasados. Sin embargo, tras conocer estas irregularidades se activó un proceso de verificación y fiscalización dentro de la institución para detectar posibles vínculos con personal activo de la ANT. “La investigación sigue abierta”, señaló.

La Policía efectuó un operativo en el que decomisó autos de contrabando en distintos puntos de Quito. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Lo mismo dijo el viceministro Fuentes al ser consultado por el número de vehículos que habrían ingresado y comercializado en el país. El funcionario señaló que aún no se tiene el dato preciso, pero resaltó la incautación de 46 automotores de alta gama que se realizó este viernes 18.

También se reveló que los vehículos cruzaban los controles fronterizos desde Colombia, por Rumichaca, en el norte del país y, desde Perú, por Huaquillas, en el sur. Por eso, emprendieron una investigación en esos puntos para conocer si existió participación de funcionarios públicos para que los vehículos ingresen sin problemas al Ecuador. Además, se tiene registro de que algunos de los carros venían de Perú y Colombia con placas ecuatorianas. De esta forma la identificación era compleja.

En total se calcula que los sospechosos evadieron en impuestos USD 1,8 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)