17 de noviembre de 2016 08:54

Nuevo desvío vehicular por trabajos en el intercambiador de la av. Granados

Para algunos conductores, la medida les tomó por sorpresa. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Para algunos conductores, la medida les tomó por sorpresa. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Daniel Romero

La mañana de este jueves, 17 de noviembre de 2016, en la avenida Granados se registró una fuerte carga vehicular. Desde las 00:00, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) realizó un nuevo desvío para quienes circulan desde el redondel de El Ciclista hacia la Eloy Alfaro.

En el intercambiador de la avenida Granados iniciaron los trabajos para la colocación de tuberías, como parte de la fase final de esa obra. Por ello, los tres carriles que conectaban la Granados con la avenida Eloy Alfaro, en una cuadra, se convirtió en dos.

Hasta el miércoles 16 de noviembre, el carril Occidente-Oriente, que, por los trabajos, se utilizaba en el sentido contrario para el desfogue vehicular. Pero,el 17 de noviembre amaneció cerrada y con maquinaria que se encargaba de levantar la calzada.

Por ello, quienes circulan desde el Ciclista, deben tomar la calle N40 J para llegar a la vía Motilones. Esta última será de doble sentido para ser una vía alterna para llegar a la Eloy Alfaro.

Una vez que terminen los trabajos en el carril Occidente-Oriente, la AMT evaluará y presentará un nuevo plan de movilidad. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Una vez que terminen los trabajos en el carril Occidente-Oriente, la AMT evaluará y presentará un nuevo plan de movilidad. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Este desvío funcionará desde las 06:30 hasta las 10:00. Según Juan Villacís, coordinador de la zona Eugenio Espejo de la AMT, el objetivo es que, en la hora Pico de la mañana, los vehículos tengan una vía alterna para evitar la congestión en esa cuadra, antes de la Eloy Alfaro.

Para algunos conductores, la medida les tomó por sorpresa. Una de ella fue María José Villacrés. "No sabía del desvío. Si hubiese sabido no venía por aquí. Esta zona es un problema para quienes entramos a Quito", señaló.

Según Villacís, es recomendable tomar vías de ingreso alternas como el Inca o el Túnel Guayasamín. La AMT prevé que este desvío dure unas tres semanas. Esto depende del avance de la obra en el intercambiador.

Una vez que terminen los trabajos en el carril Occidente-Oriente, la AMT evaluará y presentará un nuevo plan de movilidad, conforme al avance de la construcción en la Granados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)