14 de July de 2009 00:00

La veeduría pide más sanciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito

El juez vigésimo de lo Civil de Pichincha, Gonzalo del Pozo, acudió ayer al predio en donde funcionaba la discoteca Factory. Desde las 10:00 inspeccionó el sitio con un perito.

La visita se concretó en respuesta al pedido de los familiares de las víctimas del incendio del 19 de abril del 2008 que segó la vida de 19 personas. “Queremos que se compruebe que hubo responsabilidad del Municipio en el incendio, no por acción, sino por omisión”, dijo Fernando Lara, abogado de la Veeduría Ciudadana, de pie, junto al galpón de zinc corroido de la discoteca. 

Los puntos que se tomaron en cuenta durante la visita fueron las dimensiones de las puertas de salida, además del material inflamable que se colocó para aplacar el ruido hacia el exterior (lo cual, según la veeduría, avivó el fuego).

Lara también hace hincapié en el otorgamiento del permiso de funcionamiento, pese a que hubo dos informes negativos por el Uso de Suelo del sector. En la zona funcionan cuatro planteles educativos cercanos. 

Pedro Subía, padre de una de las 19 víctimas del incendio, aseguró que exigirán que se sancione a los responsables del Municipio.

Pese a que el fallo del fiscal no involucró a personeros del Cabildo, el abogado de la Veeduría aseguró que apelará a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por homicidio inintencional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)