3 de abril de 2016 19:24

El fin de la veda reactiva con bajas ventas el expendio del cangrejo rojo

Al término de la veda de cangrejos, en el mercado de la Caraguay, en Guayaquil, los vendedores y los restaurantes ya se abastecieron del producto. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Al término de la veda de cangrejos, en el mercado de la Caraguay, en Guayaquil, los vendedores y los restaurantes ya se abastecieron del producto. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García

Ángel Herrera llegó la mañana de este domingo 3 de abril del 2016 al Mercado Municipal Caraguay, al sur de Guayaquil, con la idea de satisfacer el antojo y comprar cangrejos tras un “largo” mes sin poder adquirirlos. Pero el precio del atado -13 crustáceos- de las patas más gordas que pudo encontrar le pareció caro: en USD 15.

Al término de la veda de cangrejos, en el mercado de la Caraguay, en Guayaquil, los vendedores y los restaurantes ya se abastecieron del producto. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Herrera, guayaquileño de 43 años, casi desistió de comprar. Pero al final, conversó con su esposa e hijos, sacaron otro billete y le arrebató al vendedor el envuelto de crustáceos que paseó feliz por el mercado. “Hay que aprovechar ahora porque como recién terminó la veda están gorditos”, dijo sonriendo.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) dispuso la prohibición de la captura y la comercialización del cangrejo rojo entre el 1 y 31 de marzo. El pasado viernes 1 de abril los cangrejos volvieron a los mercados, pero en la Caraguay, uno de los puntos que concentra el expendio en Guayaquil, la venta aún no termina de despegar.

Vicente Robles, presidente de la Asociación de Expendedores de Crustáceos de la Caraguay, recordó que el periodo de veda fue dispuesto por reproducción con el objeto de preservar a la especie. “La venta ha estado regular porque la gente piensa que aún está con leche el cangrejo, que es la época en que muda el caparazón y se pone blando. Pero eso sucede en la veda de agosto y septiembre”, explicó el vendedor de 39 años.

La plancha de 48 a 52 crustáceos se comercializaba este domingo entre USD 45 y USD 50. El atado de 13 unidades está a entre USD 12 y USD 15.

“Después de la prohibición, el volumen de venta se mantiene bajo hasta unas dos semanas hasta que se normaliza. Hay gente que todavía cree que estamos en veda”, se quejó Roberto Estrada, de 56 años, que trabaja en el mercado hace 16 años.

El alto valor con el que arrancó la plancha, el viernes 1 de abril se comercializó hasta en USD 60. Es otra de las razones de las pocas ventas que esgrimen los vendedores, que reciben el producto de distintos lugares del Golfo de Guayaquil. Durante la veda los miembros de la Asociación de Expendedores de Crustáceos de la Caraguay vendieron mejillones, conchas, jaibas y almejas. En algunos de los puestos aún se venden jaibas y mejillones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)