27 de junio de 2014 12:48

El Vaticano condena por pederastia al exnuncio en República Dominicana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Varicano

El exnuncio apostólico (embajador del papa) en República Dominicana, el polaco Jozef Wesolowski, fue condenado por pederastia por un tribunal eclesiástico y quedó a la espera de un juicio penal, en el primer caso de estas características en el Vaticano.

"La Congregación por la Doctrina de la Fe ha condenado a la dimisión de su función clerical al exnuncio apostólico en República Dominicana, Jozef Wesolowski", indicó un comunicado del Vaticano.

El papa Francisco había convocado el pasado agosto a Wesolowski, de 65 años, nuncio en República Dominicana desde enero de 2008, tras ser acusado de abusos sexuales a menores.

Es la primera vez que el Vaticano expulsa del sacerdocio a uno de sus embajadores por pedofilia. Wesolowski, que tiene dos meses para apelar la decisión, ha recibido el mayor castigo posible para un clérigo.

De confirmarse esta decisión (por ejemplo porque Wesolowski no apela en este plazo de dos meses), el exnuncio será juzgado por un tribunal penal de la ciudad del Vaticano, que lo podría condenar a prisión, en lo que sería el primer juicio por abusos sexuales de la pequeña ciudad Estado.

La condena se produce seis meses después de que el Comité sobre los Derechos del Niño de la ONU pusiera el caso de Wesolowski como ejemplo de la falta de iniciativa del Vaticano para atajar los casos de curas que abusan de menores.

Esta semana las redes sociales se encendieron con las imágenes del clérigo polaco paseando por Roma y comiendo en restaurantes.

"Hasta ahora, Wesolowski ha tenido cierta libertad de movimiento a la espera de que la Congregación de la Doctrina de la Fe compruebe el fundamento de las acusaciones que se le imputan ” , prosigue el comunicado del Vaticano.

"Teniendo en cuenta el veredicto que acaba de pronunciar la Congregación, se tomarán las medidas adecuadas a la gravedad del caso", concluye el comunicado, dando a entender que el excura estará sometido a arresto domiciliario.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, precisó que "se tomarán medidas para que resida en un lugar concreto, limitado y sin libertad de movimiento, ya que se le ha declarado culpable de un grave delito. Estará a la espera de otro proceso judicial".

Desde hace una década la  Iglesia Católica se ha enfrentado a numerosos escándalos de abusos sexuales a menores de curas y altos cargos desde Irlanda hasta Estados Unidos y Australia.

En enero, la ONU criticó firmemente a la iglesia por no castigar con la debida contundencia la pederastia e incluso encubrir los casos moviendo simplemente a los sospechosos de abusar sexualmente y violar a niños.

Wesolowski fue ordenado en 1972 por el arzobispo de Cracovia, el cardenal Karol Wojtyla, que posteriormente se convirtió en el Papa Juan Pablo II y fue canonizado este año.

El pontífice nombró a Wesolowski como representante del Vaticano en Bolivia, después estuvo en varios países asiáticos hasta que el papa Benedicto XVI le asignó a República Dominicana en 2008.

La prensa le vincula al caso de otro cura polaco, Wojciech Gil, acusado de violar a niños durante su estancia en la isla caribeña.

El papa Francisco ha prometido acabar con los abusos en la Iglesia Católica y reiteró, al igual que sus predecesores, que habría tolerancia cero.

El año pasado enmendó las leyes del Vaticano castigando con hasta 12 años de prisión los actos sexuales con niños, la prostitución y la pornografía infantil.

En mayo también advirtió que los arzobispos "no tendrían privilegios" respecto a los crímenes de abuso sexual y los describió como una "misa satánica".

Las autoridades del Vaticano informaron a principios de este año en una reunión con la ONU, que los fiscales del Código de Derecho Canónico habían tratado 3 420 casos de abusos sexuales a menores en la última década.

De estos juicios, 848 curas fueron obligados a colgar los hábitos y a los 2 572 restantes simplemente se les obligó a "vivir una vida de rezo y penitencia", por ejemplo en un monasterio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)