9 de febrero de 2015 15:14

El Vaticano ya tiene dispuestas la barbería y las duchas para los sintecho

Papa Roma

El papa Francisco visitó un campo de refugiados en Roma, Italia. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE
Ciudad del Vaticano

El Vaticano ya tiene dispuestas la nueva barbería y las duchas destinadas a prestar servicio a los sintecho que viven en la zona, según una iniciativa del papa Francisco en el marco de sus obras de caridad.

En concreto son tres duchas y una sala para la barbería que podrán ser utilizadas por las personas que a menudo viven y duermen bajo las columnas de la plaza de San Pedro y en los alrededores.

Grifos de agua caliente, dispensadores de jabón o secadores de manos activados con fotocélulas son algunas de las facilidades de las que se podrán beneficiar estas personas sin hogar.

La construcción de estas duchas, que se ha realizado gracias a técnicos vaticanos, fue autorizada por Jorge Bergoglio el pasado noviembre, después de que el limosnero vaticano, Konrad Krajewski, le contase cómo estas personas, que duermen cada noche en los alrededores de la plaza, no encuentran sitios para asearse.

El limosnero del papa, a quien todos conocen como Don Corrado, explicó al obispo de Roma que había invitado a una de estas personas, un italiano llamado Franco, a comer por su cumpleaños, pero que este lo rechazó porque se avergonzaba ya que "olía mal".

"Le llevé de todas maneras a comer, a un restaurante chino, y me reconoció que en Roma siempre se consigue algo para comer, pero que faltan sitios para lavarse", relató Krajewski.

Aunque organizaciones sin ánimo de lucro como Cáritas ofrecen desde hace tiempo servicios similares, Franco contó a Krajewski que "están siempre llenos".

El papa Francisco, sensible siempre a las necesidades de los más pobres, impulsó la construcción de las duchas, que ahora permitirán lavarse y cambiarse a todo el que lo desee.

Se podrán utilizar todos los días, excepto los miércoles, que es cuando se celebra la audiencia general en la plaza de San Pedro, ni tampoco durante las ceremonias religiosas.

Serán unas instalaciones sobrias, tal y como las describió recientemente el limosnero apostólico, pero dispondrán de "todas las técnicas modernas" y tendrán un acabado en "pintura en resina para que pueda lavarse fácilmente y se garantice la máxima higiene".

La barbería, por su parte, permitirá a los sintecho cortarse el pelo y afeitarse, aunque está previsto que solo esté abierta los lunes de 9 a 15 horas.

Para prestar este servicio se han ofrecido barberos voluntarios y estudiantes del último año de una escuela de peluqueros de Roma.

Además, la Limosnería vaticana, encargada de realizar las obras de caridad del papa, informó recientemente de que quien lo desee podrá recibir un conjunto de aseo compuesto por una toalla, jabón, cepillo de dientes y dentífrico, espuma y cuchilla para afeitarse.

Este "kit" de aseo será entregado sin coste alguno a quienes lo pidan, pues la mayor parte de este material ha sido donado gratuitamente por varias empresas.

Además, el material también será financiado por la Limosnería vaticana gracias al dinero que se recoge de varias iniciativas, como la venta de pergaminos con las bendiciones del papa.

Aunque la apertura de estas duchas estaba prevista para hoy, 9 de febrero, guardias y personal que trabaja en los servicios vaticanos indicaron a Efe que este lunes no se utilizaron y que estarán disponibles en los próximos días.

No es la primera vez que el papa Francisco muestra su interés por estos sintecho que viven cerca de San Pedro.

El pasado 5 de febrero el papa mandó regalar 300 paraguas, que pertenecían a turistas pero que se los dejaron olvidados en los museos vaticanos, para que pudieran resguardarse de la fuerte lluvia.

Además, con motivo de su 78 cumpleaños, el 18 de diciembre regaló 400 sacos de dormir a quienes viven en las calles de Roma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)