12 de December de 2009 00:00

En varias ciudades de Ecuador el peatón sigue irrespetando la Ley de Tránsito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Cuenca, Sierra Centro, Ibarra y Santo Domingo

En Cuenca, cruzar corriendo la calle esquivando los vehículos  sigue siendo parte de la cotidianidad. En los últimos cinco meses, pese a las 22 citaciones,  ningún peatón ha sido multado.

La tarde del jueves no había control en los alrededores del céntrico parque Calderón, donde es habitual encontrar a policías que dirigen  el tránsito. La luz del semáforo que da a la calle Bolívar estaba en verde  y  Graciela Acuña cruzó la calle.

Anaí Pintado (14) también aprovechó que el vehículo más próximo estaba a unos 4 metros de ella para cruzar la calle. A esa hora, los peatones le sacaron ventaja a la congestión vehicular.
Se dieron modos para circular por los pequeños espacios que separaban a los vehículos.  

No cruzaron por los pasos cebra.  Es decir, cometieron una  contravención  que la ley sanciona con UDS 10,90. Cuando entró en vigencia la nueva Ley de Tránsito, la Policía impulsó una campaña de educación al peatón en varios sectores.  Las esquinas estratégicas estaban  vigiladas por mujeres policías que  informaban sobre el uso correcto de las vías.

La presencia de los uniformados alertaba y disciplinaba a los peatones. Pero en las últimas semanas, se irrespeta la Ley frente a los uniformados. 

Un policía, que pidió la reserva de su nombre,  informó que  tienen la orden superior de llamar la atención al peatón, pero no sancionarlo. “Por esa razón, en la actualidad, la situación es la misma que hace seis meses.

Según Freddy Mulla, juez segundo de Tránsito,   han llegado 22 boletas emitidas a peatones por infringir la Ley. Pero todos los  infractores apelaron, abandonaron el caso y prescribió la causa. Es que la Ley establece 30 días para la audiencia y sanción.

 En Ambato, la realidad es muy parecida. Son las 18:00 del viernes  y María Cadena camina, con su pequeña hija,  entre la vereda y la calzada de la avenida Cevallos.

Lea la nota completa mañana en nuestra edición impresa

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)