20 de mayo de 2016 12:32

Vacuna por influenza AH1N1 se aplicará la próxima semana

En el Centro de Salud N°1 de Ibarra son evaluados los pacientes con resfríos para verificar si tienen el virus AH1N1. Foto: Francisco Espinoza / EL COMERCIO

En el Centro de Salud N°1 de Ibarra son evaluados los pacientes con resfríos para verificar si tienen el virus AH1N1. Foto: Francisco Espinoza / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Washington Benalcázar
Diego Bravo

En el Ministerio de Salud se estableció un cronograma para la distribución de las 300 000 vacunas contra la gripe AH1N1 en el país, que llegaron ayer. Se priorizarán las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril en Manabí y Esmeraldas, así como las provincias en donde se ha reportado la mayor cantidad de casos y decesos por esta enfermedad.

Hasta la primera semana de mayo del 2016 se reportaron 338 casos. De ellos, 209 ocurrieron en Pichincha, 36 en Chimborazo, 29 en Guayas y 13 en Azuay. Según el Ministerio de Salud, el 90% de afectados presentó síntomas leves o eran asintomáticos y un 10% tuvo enfermedades respiratorias agudas graves.

También se identificó a cinco grupos prioritarios a los que se destinarán las vacunas: embarazadas, personal de salud de atención directa al paciente, niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas (diabetes, asma, cardiopatía crónica y obesidad) a partir de los 6 meses de edad.

En Salud se indicó que las vacunas serán destinadas de forma prioritaria a ese grupo, debido a que, luego de contraer la enfermedad, tienen más problemas para recuperarse. También informó que las dosis comenzarán a aplicarse desde la próxima semana. En la página Web del Ministerio de Salud se anunciará sobre la fecha exacta.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) informó que, por disposición del Ministerio de Salud Pública, 64 medicamentos: antigripales, analgésicos, antiinflamatorios y antitusígenos (para tratar la tos seca), clasificados en el registro sanitario como de venta libre, serán expendidos únicamente con receta médica como medida preventiva por causa de la influenza AH1N1.

El objetivo: evitar complicaciones en los pacientes y muertes, porque esos medicamentos ocultan los síntomas de el virus AH1N1.

Bernarda Salas, coordinadora zonal de Salud de la Zona 1, que cubre Sucumbíos, Esmeraldas, Imbabura y Carchi, dijo que en esas provincias se reportaron 29 casos confirmados del virus.

La mayoría, según los reportes de la Zona 1 de Salud, han ocurrido en Imbabura, con 12 pacientes. Hubo menor incidencia en Carchi, con seis, y Esmeraldas con uno.

Según Salas, el virus de la AH1N1 circula en mayor proporción en las etapas invernales que normalmente ocurren en febrero-marzo y diciembre. Meses cuando se siente más la inclemencia del clima. Sin embargo, en el Ministerio de Salud se indicó que existe un comportamiento inusual este año, lo que produjo un rebrote epidemiológico.

Ante eso, decenas de hombres, mujeres y niños con síntomas de gripe llegan diariamente a los centros de salud públicos del Ecuador para ser examinados. En las salas de triaje, los médicos los evalúan con revisiones de garganta, pulmones, dolores de cabeza o musculares, malestar...

Cuando se presentan casos de AH1N1, los pacientes son referidos a hospitales donde son aislados y tratados por galenos, con la medicación para esos casos: Oseltamivir (medicina contra el virus).

En Imbabura se los atiende únicamente en el Hospital San Vicente de Paúl, donde hay un área de aislamiento. A partir del momento que un paciente da positivo se realiza un estudio de su entorno, para tratar de frenar la expansión de la enfermedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)