27 de agosto del 2016 00:00

Los destinos de la Costa fueron los más visitados en el verano

Subir por las escalinatas en el barrio de Las Peñas de Guayaquil, hasta llegar al mirador principal, ha sido uno de los actividades más frecuentes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Subir por las escalinatas en el barrio de Las Peñas de Guayaquil, hasta llegar al mirador principal, ha sido uno de los actividades más frecuentes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Varias Redacciones (I)
ecuador@elcomercio.com

La región Costa, liderada por Guayaquil (Guayas), fue la más visitada por los vacacionistas de la Sierra durante los dos meses de esta temporada de vacaciones escolares.

Esa es la evaluación preliminar de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo (Fenacaptur). Su presidente, Holbach Muñetón, explica que sus datos se basan en reportes enviados por cada cámara provincial. “El más visitado ha sido el perfil costero, las personas de la Sierra aún lo buscan”.

Las visitas a las provincias de El Oro, Guayas, Los Ríos, Manabí y Esmeraldas han sido las esperadas, según Muñetón, pese a las afectaciones a varios sectores -incluido el turístico- por el terremoto del 16 abril pasado. Muestra de ello es lo que sucedió en Manta, donde un 60% de los vacacionistas provino de la región andina durante este tiempo.

En un análisis elaborado por la agencia internacional de viajes Despegar.com, desde junio hasta agosto, la mayor cantidad de reservas y compras de pasajes a escala local fueron para Guayaquil. Galápagos, Manta y Cuenca también fueron otros destinos escogidos.

En Guayaquil, los malecones Simón Bolívar y del estero Salado, el barrio Las Peñas y el cerro Santa Ana fueron los principales sitios turísticos que atrajeron a los visitantes durante las vacaciones de la Sierra.

Según Gloria Gallardo, directora de la Empresa Pública de Turismo de la urbe, en ese período llegaron turistas principalmente de las provincias de Pichincha, Azuay, Tungurahua, Chimborazo y Cañar.

“Guayaquil se ha convertido en el destino de la familia, de diversión y entrenamiento. Cada día se inauguran más atractivos turísticos y se vienen otros proyectos, como la rueda moscovita”.
Según la Fundación Malecón Simón Bolívar, cerca de 1,6 millones de personas visitaron mensualmente el Malecón 2000, entre julio y agosto. En años anteriores, el mismo destino fue visitado por 1,2 millones en la misma época.

La afluencia de turistas en las dos provincias más afectadas por el terremoto (Manabí y Esmeraldas) también mejoró en agosto y con el último feriado. Según las autoridades de Esmeraldas, eso compensó la ausencia de visitantes en las playas de Atacames, tras el sismo.

La Cámara de Turismo de Atacames calcula que en el 2014 llegaron 120 000 turistas durante la temporada de vacaciones de la Sierra. En el 2015, esa cifra bajó a 90 000, debido a factores como un incremento de casos por la chikungunya y la situación económica del país, según la presidenta de la Cámara, Sara Moyano.

En la temporada 2016 se mantuvieron las visitas, pues solo en el feriado del 10 de agosto hubo más de 50 000 turistas en Atacames, que tiene 18 000 plazas de hospedaje.

Según los representantes de la Cámara de Turismo, durante los últimos dos fines de semana los hoteles de estos balnearios han registrado más del 80% de ocupación.

Las visitas a Manabí mejoraron desde el último feriado. Según la Zonal 4 del Ministerio de Turismo, en esos días se ocupó el 90% de las 15 000 plazas hoteleras. Algunos destinos preferidos fueron Pedernales, Bahía, Puerto López, San Mateo y Manta. Los visitantes llegaron desde Quito, Ambato y Latacunga.

La presencia de turistas se incrementó en un 30%, según la Dirección de Turismo de la Prefectura de Manabí. Para la coordinadora María de los Ángeles Gómez, la situación mejoró en relación con los meses posteriores al terremoto, cuando se reportó una casi nula presencia de viajeros.

En la Sierra, la mayoría de los cuencanos prefirió ir a las playas de Guayas, Santa Elena y Manabí. Los fines de semana, principalmente, los buses de las cooperativas interprovinciales salieron llenos desde la terminal terrestre.

Eso hizo la familia Saldaña, que destinó una semana para recorrer Manabí. “Nos gustó la idea de hacer turismo solidario y ayudar a dinamizar la economía de los pueblos afectados”, contó María Saldaña.

Mientras tanto, el turismo receptivo en la capital azuaya también mejoró con la estrategia Vacaciones en Cuenca, para atraer a los visitantes. 54 hoteles de la ciudad promocionan, desde julio pasado, el 2x1 hasta este 29 de septiembre. Es decir, el turista paga por una noche y puede quedarse dos.

Según la directora de la Fundación Municipal de Turismo, Tania Sarmiento, la afluencia de turistas subió en relación con lo registrado entre abril y mayo, que bordeó el 30%. En la actualidad es del 50%.

En Tungurahua, La Casa del Árbol, la Ruta de las Cascadas, las piscinas de aguas termales de Baños fueron los más concurridos. Según la Dirección de Turismo del Municipio, en un fin de semana acudieron unas 25 000 personas durante la temporada vacacional.

Juan Pablo Andino, técnico del Cabildo, informó que los propietarios de hoteles, agencias y restaurantes coincidieron en el incremento de visitantes durante este verano.

En cantones como Otavalo (Imbabura), los turistas no dejaron de llegar durante los dos últimos meses. Aunque no hay cifras exactas, Ricardo Andrade, director de Desarrollo Económico y Turismo, califica a esta temporada como positiva. En Ibarra y Tulcán se registró una mayor afluencia de turistas, sin embargo, el destino final fueron las ciudades de Ipiales y Pasto, en Colombia, donde hicieron compras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)