22 de febrero de 2015 11:33

Natación, música, humor y más en los dos últimos días de vacaciones

El el balneario de El Tingo, los niños se despiden de las vacaciones quimestrales. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO

El el balneario de El Tingo, los niños se despiden de las vacaciones quimestrales. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Valeria Heredia. Redactora (I)

Los parques, los balnearios y otros espacios del Distrito Metropolitano de Quito tuvieron gran acogida en los dos últimos días de vacaciones escolares (sábado 21 y domingo 22 de febrero). Las familias, grupos de amigos y parejas acudieron a lugares como el balneario de El Tingo, el parque Cumandá, entre otros, para divertirse.

Este domingo 22, alrededor de las 09:00, en el balneario de El Tingo, decenas de familias empezaron a llegar para hacer fila y ocupar las instalaciones. Habían cerca de 50 personas esperando su turno para entrar. Mientras lo hacían compraban insumos para la piscinas como sandalias, boyas, gorros y gafas.

Mayra Suntaxi acudió con su hijo de cuatro años. Asegura que en esta época de vacaciones disfrutaron de los parques y balnearios que hay en la urbe. En este último día optaron por este balneario por la cercanía a su vivienda. Sin embargo, no se imaginaron que habría gran afluencia de personas. “Son espacios amplios para pasar un momento ameno con la familia, en especial, con los niños”.

Lo mismo dijo Segundo Huilla, padre de familia de dos niños de tres y de 10 años. Para él, este balneario es ideal por el precio y por la infraestructura. “Es importante traerles a los niños para que se distraigan un poco y continúen el nuevo período escolar, con pie derecho”.

Pese a la afluencia de personas, propietarios de varios restaurantes aseguraron que las vacaciones pasadas de febrero tuvieron mayor presencia de personas. Amparo Pilaquinga, dueña de un local de fritada de la zona, aseguró que, a diferencia del año anterior, las ventas son menores. “En las vacaciones quinquemestrales pasadas hubo mayor movimiento”. Relata que el año pasado, a las 08:00, el restaurante estaba lleno. Ahora, solo tres meses estaban ocupadas por clientes.

En balnearios como Cununyacu, La Merced y La Moya también hubo la presencia de personas que acudieron a partir de las 08:00.

En el parque Cumandá, el grupo Los Herrantes dieron un concierto. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO

En el parque Cumandá, el grupo Los Herrantes dieron un concierto. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO

Otro de los espacios que se ocuparon para cerrar las vacaciones del quinquemestre fue el parque urbano Cumandá (ex terminal terrestre). El sábado 21, los visitantes disfrutaron de actividades como un concierto de música alternativa y el festival del humor.

Alrededor de las 15:11 arrancó el concierto de rock de la banda Los Herrantes. Se dio en la infraestructura conocida como El Tanque. Este grupo deleitó con sus temas a los amantes de este género musical. La banda perteneciente a la parroquia de Chillogallo, en el sur de la urbe, tocó ocho temas de su autoría.

Verónica Pazmiño, quien acudió para escucharlos, aseguró que este tipo de iniciativas son positivas, ya que los jóvenes tienen la posibilidad de apropiarse de los espacios públicos. Así se logrará que la comunidad entienda lo que en verdad es el movimiento roquero. "No somos alcohol ni drogas", dijo.

La banda, que interpreta canciones relacionadas al barrio y a la cotidianidad, tocó cerca de 40 minutos. Diego Maldonado, vocalista, destacó que este tipo de actividades son buenas para sacar adelante a las bandas ecuatorianas. "Los autoridades deberían habilitar más espacios para que los jóvenes podamos expresarnos".

Los visitantes, también, disfrutaron de las diferentes áreas del parque. En el Teatrito se llevó a cabo el festival del humor con el grupo Chiste B. Mientras que en el área infantil, los niños jugaban y realizaban dibujos.

Alba Crespo llevó a su nieto para que se divierta en este parque. Era la primera vez que lo visitaban. Por lo que recomendó que se desarrollen más actividades familiares en el parque. “Deberían aprovechar mejor el lugar para realizar más eventos culturales”.

Otros padres aprovecharon los parques barriales para salir con sus hijos y jugar con la pelota o en los juegos infantiles. Kléver Pazmiño, padre de dos niños de seis y 11 años, contó que por motivos de trabajo optó por sacar a sus niños al parque de su barrio La Concepción, en el norte. “Salimos a jugar un partido de fútbol para distraernos”. Para él, esta opción es ideal porque es cercana y divertida.

Mañana lunes 23 de febrero, los estudiantes deberán regresar a sus aulas de clases para continuar con el año escolar 2014-2015.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)