22 de febrero de 2016 17:36

Las vacaciones estudiantiles mueven el turismo interno en la playa de Las Palmas

Las visitas a la playa, por parte de los esmeraldeños, se ha incrementado debido al aumento de la temperatura en el clima y las vacaciones de los estudiantes. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

Las visitas a la playa, por parte de los esmeraldeños, se ha incrementado debido al aumento de la temperatura en el clima y las vacaciones de los estudiantes. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Marcel Bonilla

Un promedio de 3 000 esmeraldeños llegan los fines de semana a la playa de Las Palmas para degustar no solo de la gastronomía y el mar, sino de los campeonatos de fútbol playero que se disputan.

Desde hace un mes, cuando empezaron las vacaciones de los estudiantes de escuelas y colegio de la ciudad, existe un mayor incremento de visitas al balneario que cuenta con 5 kilómetros de playa.

Los campeonatos que se realizan en la playa, así como los cursos vacacionales de fútbol playero, motivan a los padres que acuden a observar las prácticas.

También hay más personas que salen a caminar en la mañana y en las tardes, sobre todo mujeres, que lo hacen después de las 16:00, cuando el sol es menos intenso.

Un informe preliminar de la Dirección de Turismo del Municipio de Esmeraldas determina que el número de visitantes entre sábado y domingo supera los 5 000 esmeraldeños, que van en familia hasta el balneario.

Por ejemplo, el incremento de visitas ha mejorado las ventas de corviches y emborrajados de Letty Peralta. Hasta antes de las vacaciones vendía un promedio de USD 150 los fines de semanas, hoy están sobre los USD 250.

Otros de los negocios es el alquiler de sillas-parasoles que registran incrementos en las prestaciones, pues debido al clima de más de 30°C los visitantes reciben la brisa del mar sentados en una silla o hamacas. El costo es de USD 1.

Las vacaciones de los estudiantes movieron el comercio informal de venta agua en botella, jugos naturales, comidas y hasta puestos de venta de sandalia de hasta USD 3.

José Mero es uno de los esmeraldeños que aprovecha los fines de semana, cuando deja de faenar en el mar, para acudir con sus cuatro hijos y su esposa a degustar una sopa marinera y refrescarse en el agua del mar.

Los negocios de venta de comida en Las Palmas también experimentan una mejora en sus ventas. 12 locales exhiben los precios de sus platos a la carta, donde la prioridad son los mariscos.

Las visitas a la playa, por parte de los esmeraldeños, se ha incrementado debido al aumento de la temperatura en el clima y las vacaciones de los estudiantes. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

“No solo son extranjeros (colombianos) o de la serranía (Ibarra) consumen, sino los esmeraldeños que aman el buen comer”, dice Lilian Grace, una de las propietaria de un restaurante en Las Palmas.

La inauguración del paseo Las Palmas permitirá acrecentar las visitas al balneario, asegura Diana Guzmán, directora de Turismo del Municipio de Esmeraldas.

La Empresa Pública Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) ha realizado una inversión de UD 35 millones en la construcción de un edificio para la institución y un área recreativa para los esmeraldeños, en un tramo de 900 metros, frente a la playa.

Hasta el momento se ha autorizado el funcionamiento de una operadora turística para realizar juegos acuáticos, así como la puesta en marcha del deporte del parapente, desde los cerros de Las Palmas. Ese será uno de los atractivos.

Toda la seguridad en el mar está a cargo de seis salvavidas puestos por el Municipio de Esmeraldas que operan todos los días. Una torre instalada de la parte norte del balneario permite alertar a los bañistas durante los aguajes.

La seguridad externa la realiza la Policía, pues cientos de esmeraldeños acuden a la playa de Las Palmas a pie, usando la ciclovía, por la avenida Kennedy, en el norte de la ciudad de la ciudad de Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)